El gobierno ratificó la quita del 75% en la deuda

No habrá cambios en la oferta a





Tras la aprobación del Fondo Monetario Internacional de las metas del acuerdo con Argentina, el gobierno ratificó que no modificará su propuesta de una quita de un 75% en el monto nominal de la deuda en default.

La otra reacción de los funcionarios de Néstor Kirchner fue plantear que el actual escenario servirá para que lleguen las inversiones del exterior ya que, afirman, el aval del Fondo muestra que el país es previsible.

La aprobación de la revisión de las metas del FMI destraba desembolsos por 600 millones de dólares y permitirá seguir negociando un préstamo de 5.000 millones de dólares para obra pública que el gobierno tenía casi cerrado con el Banco Mundial.

El sorpresivo aval del Fondo le permitirá al presidente Kirchner y a su ministro de Economía, Roberto Lavagna, viajar con menores presiones a la Cumbre de las Américas que se llevará a cabo en Monterrey. (Ver más información en página 4)

En esta reunión el gobierno esperaba afrontar dos temas calientes como son la renegociación de la deuda externa y el enojo de Estados Unidos por la posición Argentina ante las violaciones a los Derechos Humanos que se cometen en Cuba. Para alivio de Kirchner y Lavagna, el primer punto en parte fue sorteado.

Ayer, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, ratificó que el Gobierno "no tiene previsto modificar la oferta" de reestructuración de la deuda en default, al tiempo que recordó que la Argentina "ya tiene posición tomada" en ese tema, además de las definiciones respecto del sistema financiero y las tarifas de servicios públicos.

También Lavagna advirtió que "la posición argentina es realista" y recordó que ya fue discutida con los países del poderoso G-7 y con Estados Unidos. Además, ratificó que no se alterará el superávit de 3 puntos pautado con el Fondo para el pago de los compromisos externos, y que ya se encuentra "claramente fijado en el Presupuesto Nacional y eso es lo que está disponible".

En una entrevista concedida a Radio Mitre, Fernández negó que el Gobierno haya accedido a modificaciones a los términos de la Carta de Intención firmada en setiembre del año pasado en Dubai.

En lo que respecta a la reestructuración de la deuda con acreedores privados -que prevén reunirse mañana en Italia- el funcionario precisó que "cualquier cambio definitivamente afectaría el desarrollo de la economía argentina".

"La Argentina no tiene previsto modificar su oferta; de todos modos, ya hizo un propuesta en Dubai, que es dura, difícil, pero que es lo que la Argentina está en condiciones de cumplir", añadió.

Al respecto, reiteró que "acabamos de abrir un registro (que se habilitará también este lunes, en coincidencia con la reunión de Roma), para poder determinar qué pretende cada uno de ellos

(por los acreedores) y qué representa cada uno de ellos, porque el nivel de atomización hace muy dificultosa la negociación".

Por otra parte, Fernández afirmó que el acuerdo traerá "un futuro con oportunidades extraordinarias de inversión y desarrollo". "La decisión del staff del FMI de aprobar la primera revisión del acuerdo de septiembre último da certeza, seguridad y muestra que hay una Argentina del futuro, con inversión y desarrollo económico", señaló.

De todos modos, el funcionario aclaró que "tanto las inversiones como la mejora económica deben ir acompañadas por un desarrollo social armónico".

El jefe de Gabinete valoró además el reconocimiento recibido por los organismos internacionales de crédito, "los que nos felicitan por lo hecho y aprueban lo auditado, situación que da la pauta de que el resultado es muy importante", precisó. Por último, Fernández cuestionó a los economistas que pronosticaron durante el 2003 que en Argentina se vivía un veranito que se caía indefectiblemente en junio".

Ayer varios especialistas económicos mostraron alegría porque se destrabó el conflicto con el FMI, pero mantuvieron su cautela sobre la marcha futura de la economía.

(DyN/Télam)

Niegan que EE. UU.

presione a la Argentina

El embajador argentino en Estados Unidos de América, José Octavio Bordón, negó ayer que el gobierno estadounidense busque presionar a su par de Argentina para que mejore su oferta a los acreedores privados, y destacó el apoyo de la administración Bush para la aprobación de las metas del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunciada el viernes.

Luego de que la consejera de Seguridad, Condoleezza Rice, sostuviera ayer que el presidente Néstor Kirchner "todavía debe dar algunos pasos difíciles", Bordón afirmó que esos dichos no implican una "toma de distancia, sino de una forma de compromiso" con Argentina. Además, en declaraciones radiales, el diplomático afirmó que "el Fondo Monetario Internacional hizo lo correcto frente a un país que hizo lo correcto", dado que "hubo un acuerdo, se sobrecumplió y es razonable que se haya aprobado".

"Los representantes de los Estados Unidos han votado en forma favorable, lo cual significa una influencia en otros países tanto en el acuerdo original, como en la votación de hace pocas semanas en el Banco Interamericano de Desarrollo y ayer en el Fondo", destacó Bordón.

El embajador resaltó el "acompañamiento y respeto" de Washington hacia Kirchner, y ratificó la voluntad de la Casa Blanca de "evitar" que las críticas estadounidenses a la política argentina sobre Cuba "compliquen la relación entre ambos países". Aunque se excusó de entrar en detalle sobre cuál será el eje de la conversación que mantendrán Kirchner y Bush el martes próximo en Monterrey (México), destacó la "consideración" del país del Norte por el esfuerzo argentino para superar la crisis "institucional y económica". "

 

(Télam)

Reacciones: Cauteloso optimismo de los economistas

El ex candidato a presidente por el partido Recrear y economista, Ricardo López Murphy, señaló ayer que si Argentina "cumple con las metas" pautadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) no habrá inconvenientes con este organismo multilateral. "Si se cumplen las metas, esto se resuelve administrativamente. Pero no hay olvidar que tenemos una enorme cantidad de problemas, que tenemos dificultades con el mundo, que tenemos un número enorme de juicios por arbitrajes, que rompemos los contratos, y eso los demás países no lo tienen", opinó.

 

***

 

El economista José Luis Sper consideró ayer importante el acuerdo logrado entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero advirtió que debido a la inclinación ideológica del Gobierno el país deberá cumplir a "pie juntillas" con lo firmado para no tener problemas. "Si el Gobierno se quiere dar el gusto 'montonero' de coquetear con (Hugo) Chávez, Fidel Castro, Evo Morales, o negarse a mandar tropas a Irak como pidió los Estados Unidos, diría que para no tener problemas con el FMI tendrá que cumplir con el acuerdo a 'pie juntillas'", explicó el economista.

 

***

 

El economista Jua Aleman calificó al acuerdo como "una buena noticia", porque la situación con los acreedores "estaba muy tensa" y aseguró que el presidente Néstor Kirchner "rumiaba la idea de ampliar el default".

"Eso hubiese sido muy grave. El Fondo nos dio un aviso y ahora tenemos un plazo de seis meses y después van a volver los problemas", pronosticó Aleman en declaraciones a Radio 10. El economista aseguró que en ese momento se podrían dar "corridas bancarias" ya que imaginó que en el parecer de la gente estaría la idea de que "el fondo no nos banca más" y consideró que, por consiguiente, "saldrá a comprar dólares".

 

***

 

Por su parte, el economista Carlos Melconian consideró que el acuerdo alcanzado, "no tiene consenso con los acreedores" y consideró que Argentina debería pensar en otra solución.

"Creo que si alguien está buscando una solución en ese tema tiene que pasar por una reelaboración que conforme a los acreedores", explicó.

"La quita nominal del 75 por ciento de la deuda directa, que hace una quita efectiva del 90 por ciento, y un superávit primario nominal que quede clavado en la oferta anterior, es un costo político local que deberá pagar el Gobierno", indicó.

En relación a "los pasos difíciles" que desde Estados Unidos se anunció que tendrá que dar el gobierno, para Melconian tienen que ver con "la política económica" y el aspecto tarifario de las empresas de servicios público privatizadas.

 

***

 

El ex director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Claudio Loser, aseguró que en los acuerdos con el organismo "hay un noventa por ciento técnico y un diez por ciento de 'muñeca' política". "La Argentina en términos de números, de objetivos fiscales y monetarios, había cumplido. Ese es el elemento técnico, pero además tiene que haber una decisión sobre el cumplimiento de políticas, por ejemplo sobre cuánto se avanzó en la renegociación de la deuda y de las tarifas públicas", explicó Loser.

(Télam/DyN)


Comentarios


El gobierno ratificó la quita del 75% en la deuda