El gobierno rechaza "excesos"



#

El gobierno alertó ayer sobre las "consecuencias de pedir en exceso" en las negociaciones salariales, mientras que el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, rechazó de plano el tope del 12 por ciento que intenta imponer la Unión Industrial Argentina (UIA).

Moyano dijo que el nivel de aumento lanzado por la central fabril "no tiene sentido de la realidad".

En medio de esta disputa entre empresas y gremios, el gobierno busca hacer equilibrio y evitar que los aumentos de sueldos presionen sobre la inflación. En este sentido, ayer por la tarde los camioneros llegaron a un acuerdo con las cámaras empresarias para aumentar los salarios en 19,5%.

Durante la mañana, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, expresó su convencimiento que "todos han aprendido las consecuencias de pedir en exceso. Si uno pide en exceso lo que puede provocar es que lo que ha conseguido no le sirva para nada porque o la inflación se lo come o la empresa no resiste".

Esas "experiencias", según dijo, "las tenemos todos, lo que tenemos que hacer es que esa negociación transcurra y encuentre su canal de salida".

Para el jefe de ministros, "el sistema institucional argentino dice que esto se resuelve en una negociación libre entre trabajadores y empresarios", por lo que "hay que dejar que eso ocurra".

Por su parte, Moyano salió a responder a la UIA, y consideró que la propuesta industrial "no tiene sentido de la realidad", y sugirió que "deben ser números (calculados) en función del beneficio empresario".

En tanto, Fernández destacó que las negociaciones salariales "no tienen nada que ver con la inflación, sino con la recuperación del salario" y precisó que en 2003 los asalariados "participaban en 34 por ciento del ingreso" y "ahora están participando del 43 por ciento".

Según Fernández, en la actualidad "es como que se ha generado un clima tendiente a poner en duda a la inflación".

Al respecto, el jefe de ministros ejemplificó que las paritarias "son como las demandas de los abogados: piden 100 para ver lo que el juez les concede".


Comentarios


El gobierno rechaza "excesos"