El Gobierno rechaza los reclamos de mano dura

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, dijo que son “slogans en los que no vamos a caer”. Reconoció un incremento de la delincuencia pero señaló que se registra desde hace 20 años, cuando “era otro el país”.

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, rechazó hoy el reclamo de “mano dura” esgrimido desde ciertos sectores sociales, al afirmar que se trata de “slogans en los que no vamos a caer” y enfatizar que “los jueces tienen las herramientas” para combatir el delito.

La ministra, además, negó una polémica con el gobernador de la provincia, Daniel Scioli, quien reclamó la sanción de un régimen penal juvenil, al aseverar que “el gobierno nacional y el provincial lo que queremos es que se cumpla la ley”, y aseguró que la presidenta Cristina Fernández “nos da instrucciones cotidianamente” en materia de seguridad.

Garré, por otra parte, reconoció un “aumento” de la delincuencia, pero señaló que se trata de un incremento “desde hace 20 o 30 años”, cuando “era otro el país”, y aseveró que “si ser garantista es respetar a rajatabla a la Constitución, todos debemos serlo”.

La ministra formuló estas declaraciones al encabezar un acto en Casa de Gobierno junto a su par de Interior, Florencio Randazzo, de entrega de vehículos para la Gendarmería, para controlar la provincia de Buenos Aires.

Allí, consultada sobre los índices de criminalidad, señaló que “a partir de 20 o 30 años, coincidentemente con las crisis sociales y la aparición de la droga como elemento importante en la criminalidad, hay aumento; es un aumento que por supuesto coloca a la Argentina muy debajo de otros países de la región, aunque eso no debe ser consuelo”.

“Hay un índice más alto que cuando yo era chiquita, por ejemplo, pero este es otro país”, reconoció, y advirtió: “Hay que recuperar el tiempo perdido y disminuir los índices”.

Además, en contra de los reclamos por bajar la imputabilidad de los menores, afirmó que “los jueces tienen herramientas excepcionales, en caso de peligrosidad, de privarlo de libertad, en establecimientos adecuados, no en cárceles comunes” y remarcó que “con la legislación vigente hay mecanismos adecuados”.

Incluso, sostuvo que “hablar de mano dura... Puede ser que a algunos les guste esa frase para identificarse con algún tipo de procedimiento”.

Pero advirtió que “esos son slogans en los que no vamos a caer; acá hay leyes, hay que cumplirlas con eficiencia, hay que investigar cuando hay delitos, y el Estado tiene que estar presente, y ser eficientes cada uno de los estamentos que intervienen en estos temas, el policial, el judicial, y el Ministerio Público”.

Sobre la política oficial en la materia, refirió que “cuando otros nos califican como garantistas, si garantismo es querer que se respeten a rajatabla los derechos y las garantías de la Constitución, deberíamos ser todos garantistas, lo grave sería no serlo”.

“Con esto lo que se quiere es etiquetar posiciones supuestamente enfrentadas, (pero) claramente el gobierno nacional y el gobierno de la provincia lo que queremos es que se cumpla la ley, y que las fuerzas policiales, judiciales y el Ministerio Público articulen de la mejor forma posible para obtener el resultado que queremos”, agregó.

“Disminuir el delito es el objetivo al que estamos todos abocados y especialmente la Presidenta de la Nación nos da instrucciones cotidianamente para que podamos garantizar el derecho a la seguridad”, advirtió.

Agencia DyN


Comentarios


El Gobierno rechaza los reclamos de mano dura