“El gobierno subestimó los problemas y sobreestimó a los funcionarios”

Entrevista con Augusto Darget, máster en finanzas



Para disertar ante empresarios regionales de diferentes ramas, visitó Cipolletti el consultor en finanzas Augusto Darget, de reconocida trayectoria en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, y como CEO de importantes empresas multinacionales de inversión. El encuentro fue organizado por el grupo Blend, que opera en mercado de capitales desde la ciudad, con un equipo de Agentes Productores de Bolsa. En diálogo con PULSO, el especialista analizó la dinámica de la economía en el marco de la incertidumbre electoral, y las reformas que deberá encarar el próximo gobierno.

PREGUNTA: ¿Qué opina de la actual coyuntura?
RESPUESTA: Observamos lo mismo que ven todos. Una inflación con tendencia a la baja pero aun altísima, una inversión que cayó un 25% en lo que va del año, tasas del 63% para las Leliq lo cual impide que haya crédito en Argentina. Creo que gane quien gane, habrá que limpiar definitivamente la hoja de balance del Banco Central (BCRA). Más que nunca será necesario tener un Ministro de Economía integrador, que esté al tanto de todas las variables, tarifas, coparticipación, déficit.

P: El Ministro Dujovne anunció que tras las elecciones emprenderán las reformas ¿qué opina?
R: Hay situaciones en Argentina que son insostenibles. Como por ejemplo que no haya una reforma previsional. El sistema actual fue ideado hace más de 50 años, cuando los hombres se morían a los 70, y a lo sumo el estado tenía que asumir 5 años de salarios. Hoy una persona aporta 35 años y espera que el estado le pague por otros 35, porque la expectativa de vida ha subido muchísimo. Luego, creo que la presión impositiva también es un problema enorme porque no se puede emitir deuda ni tampoco emitir pesos, con lo cual la carga recae toda sobre el sector privado.

P: De la hoja de balance del BCRA se habla desde la época de Vanoli ¿Por qué este gobierno no logró corregir la distorsión?
R: Más allá de que el problema lo haya iniciado Vanoli y lo haya continuado este gobierno, los argentinos tenemos un ADN ‘estatista’ que nos impide ver que es clave tener superávit fiscal y comercial. Sucede que al ser un país tan periférico, necesitamos ser más prolijos que los demás, para no tener los problemas que tenemos habitualmente.

Hoy una persona aporta 35 años y espera que el estado le pague por otros 35, porque la expectativa de vida ha subido muchísimo.

P: ¿La crisis es por la ‘tormenta’ o es impericia en la gestión?
R: A mi me parece que se subestimaron los problemas y se sobre estimaron los funcionarios. Se pensó que el solo hecho de un cambio de gobierno iba a atraer miles de inversiones. Tampoco soy de los que piensa que se complicó el contexto internacional. La situación global es de una bonanza espectacular. Si bien la soja no vale lo que valía en el gobierno anterior, en el mundo las tasas son cercanas a cero, la inflación no existe y el apoyo recibido desde el Fondo Monetario es inédito en la historia. Los argentinos somos los únicos responsables de la situación.

P: El gobierno tampoco logró una baja de la presión impositiva ¿Se puede bajar impuestos y a la vez bajar el déficit?
R: La verdad es que además de una alta presión impositiva, el estado no te da los servicios acorde a esa presión. Los países nórdicos pagan 70% de sus ingresos, pero envían sus hijos a excelentes escuelas públicas o gozan de un excelente sistema de salud. Argentina no aprende más. Recuerdo que Alfonsín financió el déficit con emisión y terminamos en la hiper. Menem financió con deuda y terminamos en default. Kirchner luego de la incautación de depósitos y de la quita del 75% del valor presente de la deuda gozó de un periodo de superávit gemelos, y rápidamente lo volvimos a destruir con emisión. Alguien tiene que ponerle el cascabel al gato. Si no quieren estresarse reduciendo la cantidad de empleados públicos, deberá estresarse bajando gastos efímeros. Argentina necesita volver a crecer, y para volver a crecer, hay que bajar los impuestos.

P: ¿Cuál sería el primer renglón del gasto a recortar?
R: Hay directores estatales en todas las empresas públicas, las PASO que cuestan miles de millones de pesos, gastos que no se relacionan con la cantidad de empleados. Y por otra parte, el 65% del gasto es previsional, y ahí va a terminar el recorte.

P: ¿Recorte vía licuación del valor real de las jubilaciones?
R: No. Pero es inviable darle una jubilación a gente que nunca aportó en la vida. Seguramente la gente que ya tiene ese beneficio no lo perderá. Pero se modificará el criterio hacia adelante.

P: ¿Los mercados tienen ideología?
R: Hay dos mitos que existen en la jerga financiera. Uno es que los mercados se adelantan y otro que los mercados tienen ideología. Si yo ofrezco un terreno en Cuba una vez que Castro no esté más, 40 millones de argentinos se tiran de cabeza, sin recordar los 60 años previos de comunismo. Los mercados van donde ven ganancia. Argentina emitió deuda luego de la pesificación asimétrica y el default, y todos los países compraron. Y tampoco se anticipan. En 2007 el mercado tocaba todos los máximos, y un año después con la crisis sub prime cayeron todos los activos 50%.

Los mercados van donde ven ganancia. Argentina emitió deuda luego de la pesificación asimétrica y el default, y todos los países compraron.

P: ¿No existe relación entre las elecciones y los mercados?
R: Se sabe que en las PASO habría una buena ventaja para Fernández-Fernández, pero hay calma en el dólar, los bonos han mejorado y la bolsa ha subido mucho. Las tapas del lunes pasado resaltaron la cantidad de gente de La Cámpora en las listas, lo cual es natural siendo hoy Cristina Fernández la dirigente con mayor intención de voto. Aun así, el día martes el dólar cayó un 1,5% y el BCRA compró más de u$s 1.600 millones en dólar futuro.

PERFIL: Augusto Darget

Augusto Darget es MBA con especialización en finanzas (Pacific Western University).

Se desempeñó como CEO de ABM Amro Securities entre 1986 y 2000, como Director en Capital Markets Argentina entre 2001 y 2002, y como revisor de cuentas de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Desde el año 2002 es Presidente y Socio fundador de Silver Cloud Advisors, consultora especializada en asesoramiento financiero e inversiones.


Comentarios


“El gobierno subestimó los problemas y sobreestimó a los funcionarios”