El gobierno subirá el gasto y bajará el superávit

Influyen aumentos en sueldos y partidas, pero no la demora del acuerdo con el FMI. El saldo fiscal a favor caería en el segundo semestre entre el 10 y el 13%.



BUENOS AIRES (ABA) . – El gobierno admitió que el importante incremento en el gasto que se resolvió para la segunda parte del año, del orden de los 4.200 millones de pesos, provocará una significativa baja en el nivel de superávit fiscal primario del período julio-diciembre.

Así lo adelantó en exclusiva a “Río Negro” el secretario de Hacienda, Carlos Mosse, quien puntualizó que “no va haber niveles de superávit fiscal del mismo rango al que se obtuvo en el primer semestre”.

“El superávit primario del primer semestre fue de 11.800 millones de pesos, pero está claro que hay una serie de situaciones que no se van a repetir en esta segunda parte del año por lo que esperamos una baja sustancial del superávit”, anunció el titular de la secretaría de Hacienda de la Nación.

Si bien el funcionario no quiso detallar cuánto podría ser la baja en el superávit, algunos asesores del Ministerio de Economía de la Nación estimaron que podría haber un descenso entre el 10 y el 13 por ciento en los niveles de ahorro fiscal de la segunda parte del año.

Para justificar estos números en el balance de las cuentas públicas, el gobierno nacional detalló que en este segundo semestre va a tener un alto impacto el aumento de las jubilaciones (que se resolvió en junio), el incremento salarial a los empleados estatales y las mayores partidas decididas para el Ministerio de Defensa y un reequipamiento de las Fuerzas Armadas.

“Considero que el incremento del gasto importante es el que se dio hace un mes. Lo que yo digo es que sumando presupuesto original más el aumento resuelto recientemente, va a significar que el gasto del segundo semestre sea superior al del primero y los recursos no van a tener los picos de mayo y junio”, puntualizó Mosse.

Por otro lado, consultado acerca de la complicada situación que se ha presentado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en función de la medida adoptada para dejar en suspenso el acuerdo suscrito con ese organismo, el funcionario remarcó que esto no va a tener incidencia en la actividad económica.

“No incide esta situación en la economía. La verdad es que no se observa diferencia”, aseguró.

Por otro lado, con respecto a la negociación de la deuda y su inclusión dentro del Presupuesto, el funcionario aclaró que por el momento, en el proyecto para el próximo año, se van a incluir solamente las partidas en concepto de vencimientos pos-default, es decir, los compromisos que se generaron a partir de enero del 2002.

“Lo que considero es que debemos dejar transcurrir algo de tiempo para dar respuestas más concretas a estos puntos. No nos olvidemos que estamos en una etapa crucial de esta negociación”, aclaró.

Por otro parte, el funcionario subrayó que el gobierno hace un análisis sumamente positivo de la evolución de las cuentas públicas a nivel provincial y se mostró optimista con respecto a lo que pueda suceder con las finanzas de los estados del interior del país en el próximo año.

“Sin duda pasamos de una situación muy complicada, que se venía arrastrando desde hace tiempo e hizo eclosión en el 2001, a un panorama mucho más aliviado y con muy buenas perspectivas, gracias a los esfuerzos compartidos de los gobiernos provinciales y del Poder Ejecutivo Nacional”, agregó.


Comentarios


El gobierno subirá el gasto y bajará el superávit