“El gran desafío es crecer y generar empleo”, indicó Macri desde Roma

Criticó la “herencia recibida” ya que “venimos de un lustro sin crecimiento” y con “información erronea” sobre indicadores sociales y económicos.



#

El presidente y su esposa ayer, durante el acto en el Vaticano por la canonización del Cura Brochero. Habló luego de la situación del país y su relación con el papa.(Foto: dyn )

El presidente Mauricio Macri destacó ayer que el gran desafío del país “es crecer y generar empleo” y, al concluir su visita al Vaticano, destacó la canonización del cura Brochero, un santo cordobés por parte de un papa argentino como “un hecho histórico que no se repetirá”. (Ver pág 25)

En declaraciones que hizo en Italia, Macri se refirió a su reunión del sábado con Francisco, su diálogo sobre la pobreza, y apuntó que el gran desafío de Argentina con miras al futuro “es crecer y generar empleo”.

“Venimos de un lustro sin crecimiento, con información falsa y errónea. Revertir todo eso en poco tiempo no es fácil”, añadió y afirmó que en su administración “bajamos la inflación y ahora vamos a crecer”. A su vez, sostuvo que en la lucha contra la inflación “hemos sido exitosos contra la opinión de muchos”.

Los dichos del presidente se inscriben en un marco de recesión para el país, con una inflación anual que supera el 40 por ciento. Las manifestaciones callejeras se multiplicaron en los últimos meses para protestar por la caída del empleo y los fuertes aumentos de precios. El sindicalismo amaga pero no termina de definir un paro nacional

“Tengo fe en la prudencia de los gremios, coincidimos en el diagnóstico y que hay que ir evolucionando por sectores para lograr mejores condiciones. Se viene la mesa del diálogo, aunque hay sectores con los que ya estamos hablando”, añadió Macri.

En ese marco, dijo que “el 70 por ciento de los nuevos empleos los van a crear las pymes” a la vez que advirtió que “Argentina tiene futuro si genera la revolución de la educación pública”.

Poco antes de dejar el Vaticano, manifestó su satisfacción por haber participado de la canonización del sacerdote cordobés José Gabriel Brochero al advertir que se trataba de “un hecho histórico que no se va a repetir” dado que la canonización fue hecha por “un papa argentino con un santo que nació y vivió en la Argentina”.

A su vez, resaltó que haber podido “charlar y mostrarle lo que estamos haciendo (al Papa) fue muy bueno”.

“Hablamos de seguir creando oportunidades para los argentinos” y “el papa se entusiasmó con las obras de los ferrocarriles, porque eso alimenta a los pueblos y evita el desarraigo”, añadió.

Luego ,el presidente compartió un almuerzo para celebrar la canonización con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y el presidente del PJ nacional, el diputado José Luis Gioja.

Su madre criticó la falta de cultura

Alicia Blanco Villegas, la madre del presidente Macri, habló sobre la relación con su hijo. Dijo que “no es fácil” ser presidente, y atribuyó estas dificultades a la “falta de cultura y de estudio” de los argentinos. “Este es un país al que le falta la cultura del trabajo y el estudio. La gente no está acostumbrada y tiene que empezar a pensar con inteligencia. Es un despiole lo que han hecho”, dijo al diario Perfil, bajo el argumento de la “pesada herencia”.


Comentarios


“El gran desafío es crecer y generar empleo”, indicó Macri desde Roma