EL HECHO



El sábado 16 de agosto pasado se disputaba la segunda fecha del torneo Clausura de Liga Regional de Fútbol Avellaneda, para las divisiones inferiores.

En Pomona, la Escuela Deportiva Alumni -de Lamarque pero que hacía de local en la cancha del Club Atlético Pomona- recibía a la Asociación Española de Luis Beltrán.

Mientras se jugaba el encuentro de sexta división, Franco y sus compañeros de quinta, ajustaban los últimos detalles para saltar al campo y jugar el partido que cerraba la jornada.

De acuerdo al relato de algunos presentes, el joven de 15 años cayó boca abajo y comenzó su terrible odisea y el periplo que lo llevaría -muchas horas después- a General Roca.

Sala de Primeros Auxilios -más de cuarenta minutos-, hospital de Lamarque y luego Choele Choel, y derivación al Alto Valle.

Desde el círculo íntimo comenzó a circular la versión de que Franco había sufrido una hemorragia masiva en su cerebro, por lo que prácticamente llegó con un diagnóstico que ya era irreversible.

En el medio, la desesperación de muchos por lo sucedido a medida que se fueron enterando del episodio. Al día siguiente, la mesa directiva liguista suspendió la fecha correspondiente al certamen de las categorías superiores.

Pasado el mediodía del martes 19, desde Roca llegaba la noticia que nadie quería escuchar. El joven había fallecido.


Comentarios


EL HECHO