"El hijo del intendente"

Es un nuevo cargo que ostentamos en el municipio de Fernández Oro, donde parece estar todo permitido.

Con un permiso debidamente solicitado me acerqué al parque central de nuestra localidad para realizar una muestra artesanal el Día del Niño. Durante los festejos comencé a preparar mis cosas con otras compañeras. En ese momento se me acercó una persona que hasta ahí era desconocida para mí y me preguntó de muy mal modo qué hacía en ese lugar. Le expliqué que tenía una autorización municipal y entonces comenzó a increparme y a maltratarme verbalmente, por lo que le pregunté quién era y qué función cumplía. La respuesta fue curiosa: "Soy el hijo del intendente", me contestó y me dijo que esa autorización no servía. Nunca había escuchado que ésa fuera una función, así que presenté mi reclamo ante el Concejo Deliberante, que volvió a sorprenderme en la sesión del 24 de septiembre: el presidente del cuerpo pasó mi nota a comisión sin siquiera leerla y por una clara orden del Ejecutivo. Lamentablemente esta persona es empleado municipal y sí: ¡es el hijo del intendente!

Como reclamar un trato justo parece imposible, me acostumbraré a vivir en el feudo de Fernández Oro.

Norma Rodríguez, DNI 10.598.594 - Fernández Oro


Comentarios


«El hijo del intendente»