El hombre comenzó venciendo a la máquina

El ruso Gari Kasparov le ganó en 27 jugadas la primera partida a la computadora "Deep Junior"

Kasparov dio el primer paso en el desafío "hombre-máquina", cuyo premio es de 800.000 dólares.
El ruso Gari Kasparov infligió el pasado domingo una contundente derrota en apenas veintisiete jugadas a la computadora "Deep Junior" en la primera de las seis partidas del denominado desafío hombre-máquina que se disputa en Nueva York y que tiene una suculenta bolsa de un millón de dólares.

Al mando de las piezas blancas, el denominado "Ogro de Bakú" consiguió "sacar del libro" a la máquina, que al cabo de sólo nueve jugadas se vio obligada a jugar por sí sola, sin la ayuda del voluminoso banco de datos que es capaz de procesar en pocos segundos.

Kasparov, en cuyo historial figura una humillante derrota ante el programa "Deep Blue" en 1997, puso al descubierto las debilidades de "Deep Junior", campeón mundial de computadoras, cuando el juego se sale de los cauces de la teoría.

En ruso Kasparov eligió la variante anti-Merano de la semieslava con su jugada 6.Dc2 y a la salida de la apertura todos los analistas presentes en la sala coincidían en que el número uno mundial tenía ventaja.

La máquina intentó liberar su juego entregando la calidad, torre por caballo, en la jugada diecisiete, pero el ruso dejó la contienda lista para sentenciar con un cambio de damas en la veinticinco que dejaba a la máquina en situación perdida.

El público del New York Athletic Club, escenario del partido, tributó una cerrada ovación a Kasparov, quien refuerza, de este modo su condición de favorito para obtener el triunfo final, que le reportaría un premio de ochocientos mil dólares.


Comentarios


El hombre comenzó venciendo a la máquina