El reginense que siempre tira un chiste al paso

Leonardo Saggina es un personaje muy popular en Villa Regina. Sus salidas ocurrentes despiertan risas por donde vaya. Hizo radio, animaciones y hoy cautiva con su actuación en teatro.



Siempre tiene una salida ingeniosa o un chiste que hace saltar las carcajadas de quienes lo rodean. Todos en Villa Regina lo conocen. También en otras ciudades del Alto Valle y es por su trabajo; el más reciente, en la obra de teatro “Casa Rufina Cabaret”, que se presentó durante los últimos tres meses en la Casa de la Cultura de Roca.

A sus 50 años, interpretar un papel guionado en un obra de teatro fue un verdadero desafío. Quienes conocen a Leonardo Saggina, saben que la invitación para ser parte de la obra la tomó con un verdadero reto, porque si bien no le falta experiencia sobre las tablas y en presentaciones ante el público, su recorrido siempre fue por el camino del humor y la improvisación.

“¿Por qué el humor?, creo que ya de por sí causo humor por mi contextura física. Soy muy sociable y trato de causar alegría en los lugares en los que estoy”, explica a Río Negro Leonardo, mientras saluda por sus nombres o sus apodos a todos los que pasan por la vereda.

Su carácter desinhibido y su enanismo le abrieron muchas puertas. Nunca le faltaron diferentes propuestas; aunque muchas veces adoptó una actitud conservadora que hoy, a la distancia, no se recrimina; aunque sí considera que le faltó arrojo para aprovecharlas.

Una de sus primeras experiencias sobre las tablas fue hace 25 años atrás con la llegada de un circo a Villa Regina. Dentro del espectáculo, un enano hacía un sketch de humor. Fue a ver el espectáculo. Al finalizar lo estaba esperando el dueño con la propuesta de participar del espectáculo. “Lo promocionaron y el día que se hizo la función se llenó y quedó gente afuera”, rememora. Le ofrecieron sumarse al staff y participar de una gira por Latinoamérica, pero no aceptó.

Luego comenzó su incursión por la radio, con en participaciones en un programa que conducían Arturo Vera y Hugo Revol en la AM LU 16. De allí pasó por varias FM de la ciudad con distintos programas donde el humor siempre estuvo presente.

También fue comerciante. Mantuvo un kiosko durante cuatro años “hasta que me fundí”. Durante esos años nació la amistad con la familia Baleani, con quienes formó el grupo Calelian, que ofrecía un show de humor.

Fue convocado para hacer animaciones. Durante casi diez años trabajó con esa actividad en un pub de Las Grutas en las temporadas de verano.

También realizó la animación del Fogón Estudiantil, un espectáculo que cada año llegó a reunir a más de cinco mil jóvenes en el anfiteatro municipal.

Más allá de su constante en el humor, vivió con sorpresa que lo invitaran para formar parte de la obra teatral “Casa Rufina Cabaret”. Todos surgió con un llamado de Karina Acosta, al que inmediatamente dijo que sí para quedar a disposición de Tato Cayón, que dirige la obra. “Tuve pocos días de ensayo por un viaje familiar. El estreno fue con mucho nervio, con la sala de Casa de la Cultura llena. Cuando finalizamos me invadió una gran emoción. Ahora estoy decidido a hacer un curso de teatro, es algo que siempre me gustó pero nunca había hecho”, concluyó Leonardo Saggina.


Comentarios


El reginense que siempre tira un chiste al paso