El huracán de la Sole arrasó el Ruca Che



NEUQUÉN (AN).- Soledad Pastorutti pasó anoche por el gigante del oeste y demostró que el público la sigue como el primer día. Carismática, sencilla, auténtica, el huracán de Arequito cantó frente a más de 4.500 personas en un show más federal que nunca, con muchos matices, donde la santafesina recorrió parte de sus éxitos y presentó las canciones de su último álbum “Folklore” que reafirma su amor por el género popular que la vio nacer y consolidarse como artista.

La Sole, como todos la conocen, llegó a la ciudad en una gira promovida por la cadena de supermercados La Anónima -como parte de los festejos por los 100 años- que la llevó por varios escenarios de la Patagonia dando mega recitales a beneficio. En el caso de Neuquén lo recaudado será donado a la cooperadora del Hospital Castro Rendón.

Hoy, la cantante de 28 años actuará en el gimnasio Gimena López, de General Roca, a las 22, y mañana en el gimnasio Cayetano Arias de Viedma, a la misma hora. El recorrido de quince recitales accesibles y a beneficio finalizará el 12 de diciembre en Rafaela, Santa Fe.

“Ha sido toda una revelación, porque tuvimos la oportunidad de encontrarnos con el público desde otro lugar, fuera de un ambiente festivalero. Para mí es super gratificante porque sé que el país no está pasando por un momento muy ameno”, asumió la santafesina en una conferencia de prensa horas antes de cantar, cuando todavía disfrutaba del premio “Atahualpa” al folclore que recibió el martes pasado.

En el Ruca Che, por más de una hora y media, no faltaron ritmos cuyanos ni sureños. Con energía, acompañada por sus músicos y su hermana Natalia en algunos temas, la Sole reafirmó su vínculo con la música de raíz folclórica: cantó chacarera, chamarrita, gato, escondido y hasta zamba.


Comentarios


El huracán de la Sole arrasó el Ruca Che