El huracán más poderoso amenaza México, Cuba y EE.UU.



Actualizado a las 21:06

CANCUN, México (AFP) – El huracán Wilma, sorpresivamente convertido en el ciclón más poderoso registrado en el Atlántico, se dirigía el miércoles rumbo a la península mexicana de Yucatán, Cuba y Florida, dejando a su paso fuertes lluvias en las costas caribeñas de Centroamérica, el oriente cubano y Jamaica. Las autoridades del balneario mexicano de Cancún (este), muy popular entre los viajeros de Estados Unidos y Europa, se preparan para lo peor por lo que se declararon en alerta naranja e iniciaron la evacuación de sus cerca de 33. 000 turistas, ante el temor del feroz ciclón que se avecina.

En los Cayos del sur de Florida (Estados Unidos) turistas y no residentes comenzaron a evacuar, y los residentes podrían seguirles el jueves porque las autoridades locales tienen la intención de ordenar la salida de todos a medida que Wilma se acerque a la región. Wilma se encuentra a más de 700 km (400 millas) al suroeste de Cayo Hueso (la más sureña de las islas de la cadena), pero las autoridades están preocupadas por la intensidad de la tormenta, que tiene vientos de 270 km/h (160 mph) y es la más fuerte jamás registrada en la cuenca atlántica, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

El poderoso Wilma azota con fuertes lluvias el oriente de Cuba y amenaza con golpear también el occidente de la isla, donde este miércoles se preparaba la evacuación de unas 100.000 personas. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, recibió un informe sobre Wilma y declaró que confía que los habitantes del Estado de Florida (sur) y de la costa del Golfo de México atiendan las advertencias oficiales. “Pedimos a la gente de Florida y de la región de la costa del Golfo que escuchen atentamente a las autoridades del Estado y de la localidad y sigan sus consejos”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan.

En Guatemala, donde apenas se reponen de los estragos provocados por la tormenta Stan que tras días de lluvias dejó unos 2.000 muertos o desaparecidos, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) activó los Centros de Operaciones de Emergencia (COE) ante los posibles efectos de las lluvias. En Costa Rica, el Comité Nacional de Emergencia (COEN) puso en alerta las zona norte, sur y este (Caribe) ante un esperado aumento de las precipitaciones, al tiempo que advirtió a unas 2.000 personas alojadas en albergues que no intenten regresar a sus comunidades.

En Honduras, donde temían un fuerte impacto, respiraban aliviados ante el desvío de Wilma hacia Yucatán, informaron fuentes oficiales. Wilma, la vigésima primera tormenta y el duodécimo huracán registrado en lo que va de temporada en el Atlántico, se desplaza hacia el oeste-noroeste a unos 13 km/h y se espera que gire al noreste en las próximas 24 horas, con rumbo a Florida y a Cuba, donde llegaría el próximo fin de semana, indicó el NHC. “Es un huracán potencialmente catastrófico de categoría cinco”, la máxima en la escala Saffir-Simpson, indicó el NHC, añadiendo que “no se anticipa un mayor fortalecimiento”.

Las lluvias asociadas a Wilma ya provocaron extensas inundaciones y deslizamientos en Jamaica, donde más de 300 personas buscaron refugio en albergues públicos, según las autoridades de la isla. Las Islas Caimán, al noroeste de Jamaica y duramente azotadas por Ivan el año pasado, también sufrían desde la noche del martes los efectos de Wilma. Pero a medida que Wilma se ha ido fortaleciendo, la península de Yucatán figura como el blanco más inmediato. “Wilma se está poniendo muy poderoso, muy amenazante”, reconoció el presidente Vicente Fox. “Ya todos los mecanismos de prevención están en marcha”, añadió.

Los estados mexicanos de Yucatán y Quintana Roo ya se vieron afectados por Emily a finales de julio, un huracán que dejó más de 50 millones de dólares en pérdidas en las dos regiones, aunque sin víctimas. El primer afectado por la llegada de Wilma fue la cadena televisiva MTV, que tenía previsto entregar este miércoles sus premios a la música latinoamericana en Xcaret, en Playa del Carmen, a unos 100 km al sur de Cancún, con las actuaciones de la colombiana Shakira y el puertorriqueño Ricky Martin.

Contra todo pronóstico, las cotizaciones del petróleo cayeron el miércoles en respuesta a la inesperada y fuerte subida de las reservas de crudo y gasolina en Estados Unidos, y a su vez porque el peligroso huracán sigue una trayectoria que evitaría las instalaciones petroleras del Golfo de México. En Nueva York, el barril de calidad “light sweet” para entrega en noviembre perdió 79 centavos a 62,41 dólares.

Notas asociadas: Otra vez un ciclón posterga una entrega de los MTV


Comentarios


El huracán más poderoso amenaza México, Cuba y EE.UU.