El Iadep se distancia del sobischismo

Se advierte ante un informe sobre el estado de los créditos

NEUQUÉN (AN) - En la respuesta al pedido de informes que elevó la Legislatura para conocer detalles sobre el estado de los créditos otorgados por el Iadep la gestión que tomó las riendas del organismo apenas asumió el gobernador Jorge Sapag tomó distancias de lo actuado antes de esa fecha.

El escrito firmado por el presidente Claudio Gibezzi resalta que "hace meses" trabaja para dar respuesta a varios pedidos de información de entes oficiales".

No obstante destaca especialmente que debido a que se trata de información generada durante períodos anteriores a la actual administración, "hacemos nuestras reservas sobre la confiabilidad y consistencia sobre los datos obtenidos".

El escrito, que ingresó a la Legislatura el 13 de agosto pasado, es el segundo que envía el ente para excusarse de brindar toda la información requerida.

Además de plantear las dudas respecto de los datos que tengan que ver con ejercicios anteriores, el informe ratifica las dificultades para elaborar el informe a partir de un conflicto con los empleados.

Se incluyen los estados de deuda de 15 emprendimientos vitivinícolas del Chañar.

Con pocas precisiones, se detalla un total de 428.599.120 pesos de créditos otorgados, con garantías constituidas por 489.580.162 pesos, aunque en ambos casos es la información que surge de los expedientes, justamente objetados por los informes del Tribunal de Cuentas en varios puntos.

Uno de esos informes alude a la sucesión de garantías hipotecarias sobre un mismo bien.

Los pedidos de información al Iadep, hasta mayo pasado, siempre habían surgido como iniciativa individual de diputados de la oposición.

Con ese sistema nunca fueron contestados, a pesar de la obligatoriedad que marca el artículo 185 de la Constitución provincial de responder a los requerimientos de los legisladores.

El 29 de abril, el MPN presentó un proyecto para pedir informes al ente autárquico de financiamiento como una alternativa acotada de otro que había elaborado la Concertación.

Ese proyecto prosperó, pero la respuesta se hizo esperar, ya que las autoridades del Iadep adujeron un conflicto laboral con los empleados, desmentido por estos.

Finalmente, la información fue enviada el 13 de agosto, pero también con salvedades referidas a un conflicto laboral que no se soluciona e incorporando una nueva excusa: la imposibilidad de garantizar la confiabilidad de los datos, en tanto que se refieren a lo actuado por la gestión sobischista.

Las dificultades para obtener información sobre las operatorias crediticias del organismo son históricas. Recién ahora, a dos años de la administración Sapag, parece que se asumen una actitud diferente.


Comentarios


El Iadep se distancia del sobischismo