El impacto del turismo en comunidades indígenas

El cerro Chapelco, en San Martín de los Andes, se convirtió en una de las estrellas de los deportes invernales en Argentina y también en un terreno de lucha entre los mapuches, dueños de tierras en la zona, y empresarios interesados en la explotación turística. En la Patagonia, los mapuches terminaron arrinconados allí donde los próceres los echaron o dejaron estar, pero incluso aquellos rincones les son disputados cuando otros agentes de la sociedad occidental descubren que pueden sacarle provecho. Este es el caso del cerro Chapelco Desde hace tres años los antropólogos Alejandro Balazote y Juan Carlos Radovich, de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, estudian los efectos socioeconómicos de los emprendimientos turísticos en poblaciones mapuches de la provincia de Neuquén Como el turismo tiene cada vez más relevancia económica en todo el mundo, Radovich remarcó que «resulta de suma importancia para la composición del producto bruto geográfico en Neuquén» y hasta llamó la atención sobre el carácter de recurso vital para la economía» que tiene en determinados departamentos, precisamente en aquellas en las que «la población mapuche adquiere significación demográfica» Recientemente, la comunidad Curruhuinca y la Confederación Mapuche acordaron con el gobierno neuquino la realización de estudios ambientales en el complejo de esquí y snowboard que funciona en Chapelco. El convenio es un momento del proceso de negociación entre los mapuches, dueños de la mayor parte del territorio, el gobierno provincial y empresarios que afincan allí un emprendimiento turístico de proporciones. «Este es apenas el inicio de un camino -declaró el dirigente mapuche Carlos Curruhuinca a «Río Negro»-, pero el territorio mapuche es uno solo y aún quedan muchos acuerdos como este por firmar en beneficio de las ocho comunidades del Parque Lanín y las 40 comunidades de la provincia» El trabajo sobre emprendimientos turísticos es parte de una investigación mayor que Balazote y Radovich vienen realizando para analizar los efectos de los procesos de inversión y desinversión de capital en el norte de la Patagonia, desde hace más de 12 años. Comenzaron con los efectos de la construcción de represas hidroenergéticas y siguieron con el impacto de la explotación hidrocarburífera en la cuenca neuquina Parte de la investigación de la UBA trata de observar cómo las comunidades responden a la situación utilizando el turismo para su desarrollo. En el departamento de Aluminé, la comunidad Puel creó un parque de invierno en Batea Mahuida: explotan y administran un centro de esquí, con una fuerte la participación de los jóvenes de la comunidad Según los investigadores de la UBA, un proceso de inversión en turismo implica una disputa por el uso de los recursos existentes. Esto representa una presión sobre comunidades indígenas. «Los emprendimientos pueden ser presentados como una forma de `desarrollo sustentable`, que ofrece la posibilidad de obtener beneficios socioeconómicos y ambientales a nivel local y nacional, procurando además la preservación de recursos tanto culturales como ambientales. Pero desde otra perspectiva el `desarrollo sustentable` es considerado una nueva estrategia de apropiación de los recursos», advirtió Balazote. Detalló que esa nueva estrategia está «basada en una ideología que legitima política intervencionistas en nombre del medio ambiente, propiciando además nuevas modalidades de expoliación del medio ambiente natural y cultural del tercer mundo» «En el cerro Chapelco los emprendimientos turísticos ocasionaron perjuicios ambientales que derivaron en problemas graves para la población mapuche, además de plantear una pelea por la tierra», aseguró el antropólogo. En agosto de 2002 la presión del emprendimiento se manifestó con fuerza porque se estaba preparando una competencia internacional de esquí en la base del Chapelco, donde están las pistas de elevación, que soportan una presión muy grande de turistas. Sin embargo, no estaba instalada la estructura sanitaria adecuada: los líquidos de los baños fueron vertidos a un arroyo del cual se aprovisionaba de agua una parte de la comunidad Curruhuinca, asentada en las proximidades. El hecho se relacionó con casos de intoxicación registrados desde tiempo atrás y los estudios comprobaron que las aguas estaban contaminadas. «A esto debe agregarse la presión por la propiedad de la tierra. Una gra parte del Cerro Chapelco, la parte superior, pertenece a las comunidades Vera y Curruhuinca. Esto fue reconocido por la Justicia luego de varios juicios iniciados por esas comunidades. Son los legítimos dueños de una parte importante de donde hoy está asentado el centro de esquí», explicó Radovich El especialista instó a considerar los efectos de los emprendimientos turísticos «en el contexto de una situación mayor, que incluye problemas graves generados por otras inversiones. Evaluó que «un atropello paradigmático» fue el de Repsol-YPF en Loma de la Lata, uno de los yacimientos gasíferos más importantes del país. «Sobre el centro del yacimiento hay dos comunidades mapuches que sufrieron deterioro notable en aire, recursos acuáticos, suelo, producción ganadera y agrícola, y en la salud, con pobladores envenenados con plomo y mercurio por los derrames de gasolina», historió Radovich. Hubo estudios que determinaron que el 35 por ciento de las personas de la comunidad Painemil tenía mercurio en la orina y el 40 por ciento plomo en sangre. Las comunidades reaccionaron con fuerza en ese caso con reclamos de repercusión internacional: intervino el Parlamento Europeo, hubo cortes de ruta, organizaciones no gubernamentales que se involucraron y organizaciones mapuches interfirieron en actividades de la empresa. «Las comunidades impugnan ser parte de una oferta turística que los incluye como un elemento atractivo en calidad de reliquia exótica del pasado, descontextualizados, sin historia, sin clases sociales. Resisten ser etiquetados con una identidad indígena que los organismos oficiales se atribuyen la prerrogativa de definir», contó Radovich.

Sumó además que muchas organizaciones y comunidades «mantienen conflictos con las autoridades desde hace mucho tiempo, que se imbrican con identidades políticas y bases sociales que lo sustentan, clientelismo político y distintas respuestas que los mapuches ofrecen a estas alternativas» Radovich destacó que en el proceso surgieron organizaciones mapuches en los últimos 20 años, asociaciones con diferentes características en cuanto a reclamos políticos, discursos, metodología, identidad y relación con el Estado argentino, «lo que significado un fortalecimiento en la organización» (Telam)

«El turismo tiene cada vez más relevancia económica en todo el mundo», según el Consejo Mundial de Turismo. Para 1995 esta actividad generó el 10,8 por ciento del Producto Bruto a nivel mundial. Entre 1970 y 1990 la industria del turismo creció un 260 por ciento. Las predicciones que anuncian que el siglo XXI se constituirá en un período de gran crecimiento para la actividad turística se reiteran.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora