El impiadoso "tío" Cruciani

NEUQUÉN (AN/ACE).- "Santiago Cruciani fue un personaje siniestro en Bahía, que resumía en su persona todo lo que ocurrió durante la dictadura", dijo el ex juez Cotter cuando recordó los intentos por encarcelar al feroz interrogador de "La Escuelita" de Bahía Blanca que se hacía llamar "el tío".

Muchos de los sobrevivientes de la región recordaron en sus denuncias su voz tabacal, profunda y gruesa, durante los interrogatorios.

En la tortura era impiadoso y no dudaba en hacer violar a las mujeres vendadas mientras él "dirigía" los tormentos.

El cipoleño Francisco Tropeano lo reconoció por las fotos de "Río Negro" cuando la Justicia lo encontró en Mendoza y lo llamó a declarar para que dijera cuál había sido el destino de los desaparecidos. "El tío" murió el año pasado sin llegar a juicio.

"Íntimamente, cuando murió, me sentí frustrado. Yo hubiera querido que se juzgara a Cruciani y a muchos otros; creo que se hubiera podido hacer".

De su experiencia en estos casos dijo tener la "íntima convicción" de que "aún hoy existen listas de quiénes fueron detenidos, quiénes interrogados, si murieron, dónde los desaparecieron, cómo. Sin eso no podrían haber mantenido la cohesión durante todos estos años".


Comentarios


El impiadoso «tío» Cruciani