El ‘infierno’ del fútbol hace base en Avellaneda

Ahora amenazaron de muerte al vice de Independiente




fútbol de afa

En Independiente no ganan para disgustos y la lucha contra la violencia se caldea. Primero fueron las intimidaciones al presidente Javier Cantero, luego una amenaza en el jardín de infantes de la institución y ahora el oscuro brazo alcanzó al viceprimero Claudio Keblaitis. Este dirigente confesó que fue blanco de una nueva amenaza de parte de los barras, a quienes la nueva dirigencia desea erradicar del club de Avellaneda. La carta “(de la amenaza) era bastante fuerte, conminándome a que ponga la plata. No sé qué plata puede poner un trabajador”, se preguntó en diálogo con radio La Red Kleibatis, quien aclaró que recién ayer decidió hacer pública la amenaza porque antes prefirió realizar las denuncias policiales y judiciales correspondientes. Si bien el mensaje fue anónimo, Keblaitis dijo sospechar que fue obra de la barrabrava al señalar que “es parte de esta acción intimidante que empezaron hace un tiempito atrás y no sabemos cómo va a terminar”. Y agregó: “Se mueven con total impunidad dentro del anonimato y la cobardía que les da ese anonimato”. Tras confesar que la pasó “pésimamente mal” durante esta semana, aseguró que el temor que siente es “más que nada” por su “familia”. “Hay que estar en la piel de uno. Mis hijas están preocupadas. Hemos cambiado el ritmo de vida, las rutinas que tenían han sido alteradas. No merecen vivir una situación así”, expresó con resignación. Parece mentira, pero en la lucha para erradicar a los barras, los dirigentes de Independiente, con Cantero a la cabeza, no recibieron el apoyo esperado de sus pares. “Más allá de las palabras, esperábamos un apoyo más concreto de parte de la dirigencia del fútbol argentino”, aseguró. Y continuó: “sé que cada club tiene su problemática particular, pero el pellejo lo pone uno. La verdad es que uno se siente medio solitario. Todas estas promesas de apoyo esperemos que sean más que palabras”, manifestó.


Comentarios


El ‘infierno’ del fútbol hace base en Avellaneda