El informe y los videos comprometen al "Santo"



Abreu, Estévez y Pusineri estarían en complicada situación

BUENOS AIRES (DyN).- La Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF), apoyada en el informe del árbitro boliviano Herbert Aguilera y en videos del escándalo que siguió al partido de Copa Libertadores entre Deportes Concepción y San Lorenzo -que ganó el conjunto chileno 3 a 2-, determinará responsabilidades para distintos jugadores.

Los futbolistas más comprometidos parecen ser Sebastián Abreu y Raúl Estévez, menciondos por Aguilera como responsables del tumulto final, más Lucas Pusineri, a quien algunas imágenes de los disturbios captan aplicando un puñetazo por detrás a uno de los jugadores locales, Víctor Cancino.

"Pido disculpas porque como no conozco a los jugadores de San Lorenzo involucré en un primer momento a Pablo Michelini, cuando en realidad el verdadero agresor es Lucas Pusineri, quien no sólo golpeó por detrás al jugador Cancino sino que antes le había propinado una patada a un pasapelotas", acusó ayer el presidente de Concepción, Eduardo Sarquis.

Sarquis anunció que su club remitirá el video y "toda la información respectiva a nuestra Asociación Nacional de Fútbol para que ésta lo traslade a la Comisión Jurídica de la Confederación Sudamericana a fin de que allí se haga lo que se tenga que hacer con las personas involucradas".

Por su parte, el presidente de la CSF, el paraguayo Nicolás Leoz, aseguró que la entidad "evalúa" los incidentes y se apoyará en el informe del árbitro y en las imágenes que reciba, aunque indicó que en los videos que ya están en su poder no se aprecia agresión alguna como la referida por Sarquis.

En Buenos Aires, poco después del entrenamiento matutino del plantel de San Lorenzo, realizado a puertas cerradas, el mediocampista Wálter Ervitti estimó "lamentable haber ido a jugar un partido de fútbol y terminado en un escándalo de tipo policial".


Comentarios


El informe y los videos comprometen al "Santo"