El INTA negó el tráfico de plantas

El organismo dice que son extractos acuosos o solventes orgánicos.



ROCA .- El presidente del INTA, Héctor Larreche, salió al cruce del gobierno rionegrino, que había amenazado con hacerles juicio por supuesto “tráfico de plantas”.

Larreche aclaró que no eran muestras de especies vegetales autóctonas las que se remitían a la Universidad de Arizona, en Estados Unidos, sino extractos acuosos o con solventes orgánicos de materiales desecados. Aclaró que el convenio finalizó en setiembre del año pasado. Y apuntó que si surgiera algún compuesto activo exitoso, Argentina tendría un 60 por ciento de las regalías.

La polémica se desató porque el INTA suscribió el 6 de noviembre del '93 un convenio con esa universidad en el que estuvo incluida la provincia de Río Negro y el resto de las provincias patagónicas.

'Pero el acuerdo finalizó en setiembre del '98, según apuntó Larreche en un comunicado de prensa.

“Incluía la recolección de especies nativas por parte del INTA, su transferencia a la Universidad Nacional de la Patagonia, donde se molían los materiales desecados, se obtenían extractos acuosos o con solventes orgánicos y eran estos extractos los que la citada Universidad Nacional de la Patagonia remitía a la Universidad de Arizona”, explicó Larreche.

El gobierno de Río Negro intimó al INTA a través del fiscal de Estado, Gustavo Martínez, debido a que “se habría dispuesto de recursos naturales del dominio rionegrino a favor de instituciones extranjeras y con fines lucrativos, sin obtenerse los permisos o autorizaciones correspondientes”. Martínez señaló también que el Consejo Provincial de Ecología hizo su reclamo pero no fue atendido.

La respuesta del INTA no se hizo esperar. “El instituto dispone de toda la documentación relacionada con los recursos obtenidos de la provincia de Río Negro, así como la información confidencial sobre las investigaciones biomédicas y agroquímicas llevadas a cabo hasta el presente, la cual se encuentra disponible para las autoridades nacionales y provinciales correspondientes, en algunos casos, sujeta a la condición de confidencialidad”, mencionó Larreche.

La provincia de Río Negro fue informada sobre esto en el año 1995, según el funcionario nacional. Añadió que el gobierno fue invitado a participar de un taller en Puerto Madryn en el '96 donde se explicó detalladamente el contenido del proyecto y se distribuyeron copias del contrato.


Comentarios


El INTA negó el tráfico de plantas