El intendente de El Bolsón renunció a su sueldo

El jefe comunal Sergio Wisky tomó esta medida luego del fuerte rechazo que provocó el envío de intimaciones a los contribuyentes morosos. Además pidió permiso para trabajar parte del día en el hospital. Los sueldos de los funcionarios fueron duramente cuestionados por los vecinos y comerciantes de la ciudad.

EL BOLSON (AEB).- El intendente de El Bolsón, Sergio Wisky pateó el tablero. Luego de la convulsionada asamblea popular del sábado último, donde unos 300 vecinos le reclamaron un trato impositivo diferencial y la renuncia de algunos funcionarios, el jefe comunal respondió ayer con un paquete de medidas económicas y el sorpresivo anuncio que renunciaba a su sueldo, solicitando trabajar sin dedicación exclusiva en la municipalidad. El resto del tiempo lo haría como médico en el hospital local.

"No quiero que nadie me trate de ladrón o diga que me estoy quedando con la plata. Tomé esta decisión de renunciar a mi sueldo, aunque no se cómo voy a hacer para pagar el alquiler de mi casa", señaló en su despacho, mientras en la puerta de la comuna unos 400 manifestantes mezclaban el repudio a las medidas económicas nacionales con el reclamo por los impuestos locales.

Ayer fue un día difícil en la localidad. En medio de un clima de tensión por las movilizaciones programadas para repudiar los anuncios de López Murphy y a la espera de los anuncios del intendente, cientos de vecinos se juntaron frente a la plaza Pagano para realizar una marcha.

En ese mismo momento, Wisky realizaba una conferencia de prensa donde, en un tono de extrema dureza hacia los deudores morosos de la comuna, señalaba que "estamos en un sistema en el que los partidos sólo existen para un sector dominante que ahora los usa para continuar disfrutando de los recursos de todos para beneficios personales".

Luego anunció el nuevo paquete de medidas económicas. Prometió "efectuar una reducción del 20% sobre el valor global de la emisión de las tasas de servicios municipales y de Seguridad e Higiene, prorrateando progresivamente el impacto efectivo sobre cada una de las categorías. Condonar la deuda de tasa por servicios municipales, en forma parcial o total, según la situación socioambiental de los contribuyentes".

Indicó que se podrá pagar las tasas en especies (bienes o servicios personales), ratificó la suspensión de las intimaciones, embargos y clausuras de comercios "hasta el reencuadre de la situación de los contribuyentes"; otorgará un plan de pago especial para contribuyentes con deudas significativas; además de proponer un nuevo estatuto y escalafón municipal y la reducción de la masa salarial y de funcionamiento de funcionarios.

Con los casi 400 vecinos manifestando en la puerta de la comuna, Sergio Wisky salió a presentar el plan y comentar que había "decidido renunciar al sueldo de intendente y pedir autorización al Deliberante para que me permita trabajar de mañana en el hospital local como médico y de tarde en la municipalidad", además de instar a los concejales a hacer lo mismo.

Mientras algunos se retiraban porque "se desvirtuó el objetivo de la convocatoria", otros comerciantes se cruzaban con el intendente por sentirse afectados por el tono del discurso. Pocos escucharon las medidas que, en general, son una respuesta directa a los reclamos de los contribuyentes.

Una idea difícil de concretar

La decisión de Sergio Wisky de renunciar a su sueldo y pedir autorización al Concejo Deliberante para trabajar parte del día en el hospital, ejerciendo su profesión de médico, es de difícil concreción. "No está previsto en la Carta Orgánica y para autorizarlo habría que reformarla", señaló la presidenta del cuerpo legislativo, Patricia Ranea.

El sueldo de los funcionarios políticos comunales fue una de las críticas de los vecinos que se juntaron en una asamblea popular. La respuesta de Wisky fue contundente.

"Yo no quiero sentirme esclavo de nadie. No quiero que ningún vecino me trate de chorro o de ñoqui porque no lo soy", señaló ayer, pocos minutos después de anunciar su decisión.

También se refirió a "los problemas que voy a tener ahora para pagar el alquiler de mi casa, pero esta es una respuesta que la gente esperaba".

En la nota que envió al Deliberante también señaló que "invitó a que los concejales analicen la posibilidad de tomar una decisión personal en el mismo sentido", aunque se escuchó a algún edil comentar que "el no puede disponer del sueldo de los demás de esa manera".

Entre anuncios de nuevas medidas económicas y renuncias salariales, El Bolsón vivió ayer un día convulsionado. Parecido a los que vendrán cuando comiencen a analizarse los anuncios del intendente y se estimen sus alcances.


Comentarios


El intendente de El Bolsón renunció a su sueldo