El intendente defendió su proyecto fiscal y tarifario



#

Los vecinos expusieron sus dudas sobre la nueva tarifaria municipal.(Foto: Toncek Arko )

Audiencia pública en Bariloche

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El intendente Omar Goye defendió ayer en audiencia pública su proyecto de ordenanza fiscal y tarifaria en los artículos referidos a la tasa de Servicios Municipales y confía en que resulte aprobado el próximo jueves, en la última sesión del año. Sólo cuatro oradores expusieron durante el encuentro. Apuntaron contra las eventuales distorsiones y disparidades que resultarían de la aplicación del nuevo gravamen. El jefe comunal dijo que los cambios para la tasa de Servicios forman parte de la “reforma integral” que presentó hace meses y que propone reemplazar el actual método de cálculo por una fórmula polinómica en la cual la valuación de cada inmueble es sólo uno de los factores a ponderar, junto a la categoría, la zona y los metros de frente. En su exposición Goye afirmó que ya aceptaron realizar algunas modificaciones surgidas del análisis realizado en comisión por el Concejo, fundadas en el criterio de “progresividad” que fija la Carta Orgánica. Nada dijo en cambio sobre la motivación que los llevó a diseñar la “polinómica” y que tiene que ver -según lo expresó en otras oportunidades- con las demandas de inconstitucionalidad presentadas contra el régimen vigente. Goye prometió que exhibiría varias “simulaciones” para demostrar cómo impactaría la modificación en distintos inmuebles, pero finalmente sólo presentó un caso, correspondiente al barrio cerrado Arelauquen. En ese ejemplo puntual, la tasa bimestral saltaría de 286 a 550 pesos, casi un 100%. En nombre de Arelauquen habló Alfredo Iwan, quien consideró “preocupante” el tratamiento fiscal que recibirá el exclusivo barrio. Interpretó que el objetivo es aplicarles a los contribuyentes allí asentados “un impuesto”, cuyas características “lesionan los principios de legitimidad y constitucionalidad”. Agregó que el municipio “no presta ningún servicio directo”, sino que todo corre por cuenta del consorcio y evaluó que el cobro por ingresar con la basura del barrio al vertedero municipal “es una violenta doble imposición”. Otra expositora fue Cora Albicker, que tiene planteada una demanda contra el municipio porque la casa de sus padres, con el cambio de la tasa implementado hace cuatro años, sufrió un aumento del 1.295%. No quedó claro cuál era su opinión sobre el proyecto actualmente bajo análisis.


Comentarios


El intendente defendió su proyecto fiscal y tarifario