El intendente intentó justificar la medida





NEUQUEN- «Yo soy quien define las actividades que deben cumplir mis funcionarios y a partir de ahora la de Juan Carlos Martínez será la de mantenerme informado de toda la acción municipal», expresó el intendente Luis Jalil tratando de justificar el sentido del enroque.

Sin embargo admitió que a diferencia de Tomás, que se caracterizó por descomprimir conflictos sociales en la ciudad, Juan Carlos no se ocupará de estos menesteres.

Dijo que debe mantener una relación fluida con defensa civil, gendarmería y bomberos, ocuparse de la «seguridad en Confluencia» y monitorear obras «como la del Balcón del Valle» donde se construye una baranda con piedras y material.

De todos, el programa más impactante fue el de organizar un plan de seguridad para evitar que los camiones cargados con explosivos, combustibles o radioactivos atraviesen la capital neuquina sin requisitos de seguridad. Sin embargo Jalil deslizó que más allá de tomar medidas precautorias, no se podrá evitar la presencia de estas unidades hasta que se construya el tercer puente y una cinta vial paralela a la ruta principal.

Y adelante de los periodistas lo instruyó para que emita un informe técnico sobre las condiciones de las vías del ferrocarril que recorre Neuquén de lado a lado cargado de combustibles.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El intendente intentó justificar la medida