El intendente pateó para más adelante la reforma de la Carta Orgánica

NEUQUEN (AN).- El intendente Horacio Quiroga no sólo no convenció a la reunión plenaria de concejales sobre la conveniencia de reformar la Carta Orgánica sino que además generó suspicacias acerca de su verdadera intencionalidad. A la mayoría le llamó la atención que patease el llamado de la Convención Constituyente para después de junio de 2004.

Es que de no mediar una nueva suspensión del referéndum de la enmienda de la Carta Orgánica -que acaba de ser propuesto para precisamente junio de ese año- Quiroga deberá llamar a la consulta popular a fin de que la ciudadanía deje firme la ordenanza que retoma la antigua elección del Concejo cada cuatro años. "Cualquier cuestión vinculada al mejoramiento de esta norma es para ser aplicada en el próximo período de gobierno, a partir de 2007", expresó Quiroga a la prensa, al término del encuentro. "Sobra tiempo", agregó. Esta variante llevó a suponer a la arista Betti Kreitman y el frentista David Lugones que Quiroga "cambió de estrategia para atar la reforma de la norma fundamental de la ciudad a la reforma de la Constitución Provincial".

"¿Por qué reformar la Carta Orgánica para ampliar las concesiones de los servicios públicos por más de 10 años si la Constitución lo permite. Sólo que antes hay que llamar a referéndum. Obviamente, hay cuestiones de trasfondo que no conocemos pero que son lógicamente imaginables", señaló Lugones. Para el jefe del ARI, Juan Dutto, "Quiroga no habló todo lo que sabe ni todo lo que piensa hacer con la reforma de la Carta Orgánica".

Los servicios públicos y las atribuciones de los municipios son cuestiones que presumen serían incluidas en la reforma constitucional y que conjeturan, "Quiroga espera a ver qué lo beneficia".

Si bien los bloques políticos dicen para afuera que no tenían expectativas sobre el resultado de la reunión, la verdad es que sí las tenían. El encuentro había sido solicitado por el intendente para avanzar en la reforma que luego pidió extenderla a la situación de CALF. Tan secreto era lo que supuestamente se iba a decir allí que no faltó ningún concejal a la cita y tampoco se dejó entrar a ningún asesor.

Lo cierto es que, según dicen, la mayoría de los temas que tiró Quiroga sobre la mesa "son remediables con ordenanzas". En tanto, no hay acuerdo generalizado en politizar a la Defensoría del Pueblo ni en crear la viceintendencia "si es para que despliegue funciones protocolares, como dijo". La versión que corría ayer es que el intendente esperaría al 10 de diciembre para insistir con la reforma.


Comentarios


El intendente pateó para más adelante la reforma de la Carta Orgánica