El interés del Trasandino, en duda

El diputado Romero quiere saber si Chile apuesta al proyecto



NEUQUEN (AN).- Los diputados de la oposición tienen dudas sobre el real interés de Chile en sumarse al proyecto del Transandino del Sur. El diputado justicialista Gabriel "Tom" Romero viajó ayer a Buenos Aires para averiguar en la Cancillería chilena si realmente el país trasandino se compromete o no, formalmente y por escrito, a construir el tramo desde la cordillera hasta el Pacífico.

"No existe ningún compromiso firmado de Chile de tener intención real de continuar este tren hacia la salida al Pacífico. No queremos que se gaste más de 60.000.000 de dólares en la provincia simplemente para hacer un tren que no va a tener ningún uso", afirmó ayer Romero en el hall central del aeropuerto internacional de Neuquén.

El miércoles pasado los legisladores frenaron la autorización solicitada por el gobernador Jorge Sobisch para endeudarse por 61.000.000 de dólares para construir el tramo del Trasandino del Sur y decidieron solicitarle al ministro Jefe de Gabinete José Brillo más precisiones acerca de los beneficios económicos para la provincia.

Ahora los diputados de la oposición pretenden garantías del estado chileno a través de su cancillería en Buenos Aires y de la comisión mixta argentino chilena del Senado de la Nación.

"Creemos que no existe ese compromiso fehaciente del gobierno chileno. Es un despropósito endeudar a la provincia para hacer un tren que ni siquiera llega a la ciudad de Las Lajas como dice el oficialismo, sino que llegaría aproximadamente a 15 kilómetros de esa ciudad", ratificó el legislador justicialista antes de abordar su avión.

Romero intentará además indagar un poco más sobre la postura del estado nacional sobre este tema para luego definir en el ámbito provincial y legislativo que camino se seguirá.

El proyecto del Ferrocarril Trasandino del Sur con más de un siglo de historia, contempla del lado argentino la construcción de un tramo de 58 kilómetros desde Zapala hasta la localidad de Las Lajas. Del lado de Chile, se proyecta que la línea férrea se extienda hasta la localidad de Lonquimay, con el objetivo final de comunicar los océanos Atlántico y Pacífico a través de los puertos de Bahía Blanca y Talcahuano en Chile.

Para desarrollar esta "megaobra", el gobierno neuquino envió a la Legislatura una propuesta que pide autorización para endeudarse por 48.900.000 de dólares con el Banco Espíritu de Portugal. A ese monto se le suman unos 11.000.000 de dólares de IVA que el Ejecutivo provincial intenta que Nación se lo exima por tratarse de un proyecto estratégico de desarrollo. En varias oportunidades el estado nacional manifestó poco interés en la propuesta neuquina e incluso respaldó un proyecto similar en Mendoza.


Comentarios


El interés del Trasandino, en duda