“El jefe soy yo”, aclara Kirchner



BUENOS AIRES (ABA).- Tras volver de España, contento por un lado con los resultados del viaje y descompuesto por el faisán real que le trajo males estomacales, el presidente se metió de lleno enla recta final de la campaña.

Retornó de Rosario convencido de que puede haber sorpresas. Se subió al escenario de Jose C. Paz, en la provincia de Buenos Aires, envalentonado “por la movilización popular espontánea que se dio” y le quedó tiempo para pedirle a los porteños que voten a Bielsa, porque necesita que lo acompañen los leales y no los “extorsionadores que buscan prebendas”.

Kirchner se ha cargado la campaña sobre sus espaldas, especialmente en territorio bonaerense. La gran pregunta que todos se hacen es por qué siendo Cristina “K” “una militante de aquellas” de la primera hora, la que mejor interpreta al presidente, éste prácticamente no la expuso y asumió el peso de la lucha electoral.

Algunos creen que Kirchner intentó ponerle un límite a los “cristinos” diciéndoles: “el jefe soy yo”. Insinuaron que quiere evitar que si Cristina logra un holgado triunfo en la provincia, pueda aspirar “a algo más” en el futuro. Es que muchos sostienen en privado que si el Presidente no va por la reelección, Cristina debería ocupar ese lugar.

Pero los pingüinos de pura cepa ni contabilizan esa posibilidad.

“Chiche” Duhalde hizo público lo que muchos se plantean en privado: ¿cómo es posible que una candidata como Cristina no haya dado ni siquiera una entrevista? Eso se discutió mucho en la Rosada. Se convino que mejor era seguir el curso de la campaña sin que la primera dama concediese reportajes.

“El jefe soy yo”. Eso será lo que repetirá el presidente Kirchner después del 23 si, como todos los pronósticos indican, se alza a nivel nacional con un triunfo que supere el 40% de los votos. En Río Negro el gobierno festeja por adelantado. Estima que por primera vez desde el retorno de la democracia le ganarán a los radicales. Señala que eso es obra de “K”.

En Neuquén se entusiasman con que están a dos puntos abajo de Sobisch, y que cuando iniciaron la campaña estaban a treinta. Y también por acción de “K”.

El gobernador radical de Santiago del Estero sorprendió el viernes en Neuquén al decir que sus diputados serán para “K” y que él acompaña la gestión. Ni que hablar de Corrientes.

En Córdoba, el presidente cosechará por el lado de José Manuel de la Sota y por la vertiente de Luis Juez. Ambos responden al presidente.

 

Binner y Carrió

 

En la demás provincias no habrá sorpresas ¿Qué pasará con Hermes Binner en Santa Fe? Si gana por mucho, querrá liderar el espacio de centroizquierda que hoy encabeza Elisa Carrió y habría cortocircuitos. Si gana por poco, no le podrá hacer sombra a Carrió y habrá que ver cómo será su relación con el presidente.

Queda por ver como será el resultado en la Capital: si ganan Mauricio Macri o Carrió y si Rafael Bielsa puede hacer una elección digna.

Si gana Macri, el presidente se deberá preocupar: la centroderecha argentina lo irá a rodear y ya estará cantado el contrincante de una eventual reelección de Kirchner en el 2007.

Si gana Carrió, Macri se guardará en la ciudad y la líder del ARI se convertirá en la competidora más seria para el 2007, para enfrentar una posible reelección kirchnerista.

Por ahora todo es análisis. Recién en marzo de 2006, las cosas se irán clarificando para el futuro político del país.

Nota asociada: A 4 DIAS DE ELECCIONES : “K”, cerca del “parricidio” del PJ

Nota asociada: A 4 DIAS DE ELECCIONES : “K”, cerca del “parricidio” del PJ


Comentarios


"El jefe soy yo", aclara Kirchner