El juez confirmó el ADN negativo

Ratificó: ninguno de los imputados era padre del feto abortado



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El juez de instrucción de Bariloche Miguel Ángel Gaimaro Pozzi notificó a todas las partes intervinientes en la causa por violación que derivó en una autorización de aborto que los resultados de los estudios de ADN efectuados resultaron negativos en relación con los imputados, que son el padre y el tío de la adolescente que fue autorizada a interrumpir su embarazo. Los sospechosos fueron detenidos en primera instancia por orden del juez de instrucción Martín Lozada, el pasado 25 de marzo. Pero 25 días después, cuando la investigación cambió de manos, su par Gaimaro Pozzi dispuso la libertad de ambos por falta de mérito, al considerar que no existían en las actuaciones judiciales suficientes elementos de prueba para procesarlos ni pruebas de descargo relevantes como para dictarles el sobreseimiento definitivo. En relación a la prueba de ADN, el magistrado subrayó que “se trata de un elemento probatorio de indubitable rigor científico cuyas muestras fueron tomadas, custodiadas y remitidas por el Servicio de Biología Forense del Poder Judicial de Río Negro, quien a su vez las remitió al Servicio de Huellas Digitales Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad Nacional de Buenos Aires, a cargo del profesional Daniel Corach, que actuó en más de 8.000 causas criminales”. Gaimaro Pozzi destacó que como nota final de su trabajo, Corach incluso analizó los perfiles genéticos de los forenses que intervinieron en la extracción y custodia de los ADN, para poder descartar una posible contaminación externa de las muestras. Con eso, el juez respondió implícitamente a los cuestionamientos que hizo públicos la abogada Marina Schiffrin, que representa a la madre de la chica autorizada a abortar. La letrada había anticipado que pediría la nulidad de la medida por no haber podido participar en el control de la toma de las muestras.


Comentarios


El juez confirmó el ADN negativo