El juez es pesimista



Las eventuales detenciones del ex presidente de Irán Alí Rafsanjani (1989-1997) y otros altos funcionarios, como presuntos culpables del atentado antijudío en Argentina en 1994, serán complicadísimas, admitió ayer el juez Rodolfo Canicoba Corral.

“En primer lugar creo que es un tema de política exterior y como ciudadano me da la sensación de que es complicadísimo, como mínimo”, dijo el magistrado.

El gobierno argentino, por su parte, esperará la decisión del juez para pronunciarse sobre el dictamen de la Unidad Fiscal de Investigación del ataque contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), comentó una alta fuente oficial. Canicoba recordó que también el ex juez Juan José Galeano libró pedidos de capturas internacionales que “no prosperaron en absoluto”.


Comentarios


El juez es pesimista