El juez Muñoz pidió a policías que no trascendiera

Exjefes de la fuerza confirmaron que hubo contactos del magistrado tras el choque. Se debatió sobre el diagnóstico del ataque isquémico que se le había detectado al acusado.



#

Muñoz y Liria. El magistrado que está en el banquillo de los acusados espera la declaración del exjefe de la policía en la jornada del juri en la Legislatura.(Foto: Leonardo petricio )

Raúl Liria era jefe de la Policía cuando el juez Marcelo Muñoz lo llamó para avisarle que había chocado. Dijo que el magistrado le pidió “ver la situación que le estaba aconteciendo.” “Entendiendo la figura del juez y para evitar cualquier situación que pudiera devenir del procedimiento decidí mandar un oficial superior”, declaró Liria. Muñoz también se comunicó con el entonces subjefe, Dalmiro Zavalla, al que le solicitó que el hecho “no trascendiera.”

El magistrado enfrenta un juri por mal desempeño en sus funciones. El fiscal general, José Gerez, intentó demostrar ayer a través de sus testigos, fundamentalmente policías, que Muñoz buscó influenciar a la cúpula para procurarse impunidad. También citó a un médico que analizó el certificado presentado por el juez en el que se señala que sufrió un accidente isquémico transitorio (ver aparte). La defensa buscó acreditar que el procedimiento policial estuvo viciado.

Liria afirmó que se comunicó con Muñoz sólo en una oportunidad y que le requirió a Rubén Tissier, su sucesor en la conducción de la fuerza, que se “interiorizara.” Calificó al magistrado como “un funcionario comprometido.” “La verdad es que en distintas situaciones que nos tocó intervenir y estaba de juez de turno, o que tenía que dictar una medida, la verdad tuvimos siempre respuestas muy rápidas de parte de él”, subrayó Liria.

Zavalla recordó que ese día Muñoz le contó que: “estaba con los muchachos, creo que textual, los muchachos de la 46 (comisaría de Plottier), después me dijo que él se hacía cargo de todo y me pidió que no trascendiera. No entendía a que se refirió en ese momento, pero después con el transcurso de las horas fui deduciendo que no quería que trascienda a los medios.” Respecto del concepto que tiene del magistrado añadió: “en lo laboral excelente, desde mi experiencia”.

Los contactos

El comisario inspector Mustacio Ávila entrevistó a Muñoz esa jornada. Uno de los oficiales le había advertido que el juez ya se había comunicado con Liria y Zavalla. “Estaba tocando sus contactos”, sentenció. En su relato insistió en el estado de ebriedad del magistrado: “yo tengo 47 años, 26 años de servicio y 20 años que mi viejo tomaba, era alcohólico, así que lo identifico enseguida: tenía los ojos rojos, en el habla, era un habla típico de una persona que está en estado de ebriedad.” Daniel Asselborn, a cargo de la división Tránsito, enfatizó también en el aliento etílico de Muñoz y dijo que era tan intenso que incluso debió abrir la ventana de su oficina.

El único testigo de la defensa que compareció hasta ahora fue Víctor Solorza, un comerciante que auxilió a Muñoz y que no lo observó ebrio. Según su testimonio el oficial, Alexis Zenteno, de la comisaría 46 lo visitó para decirle que debía declarar lo contrario.

La cobertura

del comisario

-¿Por qué razón lo quería tener usted filmado al doctor Muñoz?

-Para que no hayan dudas de que nosotros queríamos tapar un siniestro vial. Lo filmé... o sea quedó filmado en las cámaras

-¿Y por qué habría dudas de que ustedes querrían tapar un siniestro?

-Yo me cubro

-¿En algún momento Liria y Zavalla lo llamaron a usted?

-Liria me llamó a las 22. Me preguntó qué actuaciones había hecho, y me dijo que a partir de ese momento estaba autorizado para darle información a los medios

Interrogatorio del defensor Juan Coto al comisario Mustacio Ávila sobre lo que ocurrió el 24 de setiembre a las 18.30 cuando el juez Marcelo Muñoz chocó otro vehículo en la calle Trenque Lauquen entre Plottier y Neuquén.


Comentarios


El juez Muñoz pidió a policías que no trascendiera