El ladrón de “El grito”, de Munch, expone su propia obra

Pal Enger expone ahora 14 obras propias en una modesta galería de Oslo.

Lo más visto



#

El ladrón de arte más famoso de Noruega quiere vivir de los cuadros que él mismo pinta: Pal Enger, que en 1988 robó “El Vampiro”, la famosa obra de Edvard Munch, y en 1994 la todavía más famosa “El grito” de la Galería Nacional, expone ahora 14 obras propias en un lugar mucho más modesto, una galería de Oslo.

“Creo que tampoco son peores que algunas obras en las grandes galerías”, dijo el artista de 43 años, padre de cuatro hijos, en declaraciones al diario “VG”.

Para sus conciudadanos en Noruega, Enger es conocido sobre todo por las imágenas de la cámara de vigilancia, en las que en 1994 se le ve de noche subir de noche por una escalera en la Galería Nacional. Desde allí trepó por una ventana hasta colarse en el interior del museo y pudo salir con “El grito” sin ser reconocido.

Además de este robo y el de seis años antes de “El Vampiro”, Enger tiene otros antecedentes penales por otros fraudes así como el asalto a una joyería. Hace apenas una semana fue condenado por conducir con una elevada tasa de alcohol en la sangre, contó Enger al «VG». Y relató además que con la venta de sus propios cuadros ahora espera poder que sus hijos se sientan finalmente orgullosos de él.

Agencia DPA


Comentarios


El ladrón de “El grito”, de Munch, expone su propia obra