El lago Puelo tapó por completo el muelle del Parque Nacional

La creciente afectó por completo la zona del espigón principal y el delta del río Azul, invadiendo todo el perímetro dedicado habitualmente a la recepción del turismo.

TRAS EL TEMPORAL

El temporal de lluvias torrenciales caídas en las últimas horas en la Comarca Andina tuvo ayer una merma y facilitó la escorrentía de las cuencas hacia el océano Pacífico, trayendo incluso alivio a la situación de inundaciones que vienen padeciendo desde el martes familias de distintos barrios periféricos y aledaños a las riberas de los ríos Quemquemtreu, Azul y Epuyén.

Sin embargo, todo el caudal derivado de los valles tuvo su estancamiento en el lago Puelo, al punto que la creciente afectó por completo la zona del espigón principal del Parque Nacional y el delta del río Azul, invadiendo todo el perímetro dedicado habitualmente a la recepción del turismo.

Fue así que quedó tapado el amarradero y las embarcaciones de los prestadores náuticos quedaron a la deriva. Cerca del mediodía debieron utilizar kayacs para rescatar las lanchas y ponerlas en lugar seguro. En tanto, un arroyo derivado del curso principal del río cortó durante varias horas el camino de acceso al PNLP.

En tanto, en El Manso las autoridades mantenían una tensa espera en función del comportamiento del río Foyel, que todos los inviernos corta el tránsito de la ruta provincial 83 que se extiende a lo largo de 45 kilómetros entre Río Villegas y la frontera con Chile, dejando aisladas a docenas de familias. En coincidencia, las clases de las escuelas rurales se vieron complicadas por la carencia de transporte escolar, gas y falta de insumos para los comedores escolares, según se detalló.

Por otra parte, el municipio de El Bolsón dedicó buena parte de la jornada a la limpieza de los cauces de los canales y arroyos tributarios del río Quemquemtreu, principalmente en la zona sur de la ciudad, donde también fueron recurrentes los pedidos de auxilio de los vecinos por terrenos anegados y calles intransitables por el barro y el agua.

Asimismo, desde el municipio de Lago Puelo se quejaron “de la limitada cooperación del gobierno chubutense ante la emergencia. Lo único que recibimos fue 27 colchones usados durante el verano por los combatientes de incendios forestales, en muy mal estado, 12 pares de botas de goma y 12 capas de lluvia”, detallaron.

Para el intendente Iván Fernández, la ministra de Familia, Rosa González, “es una inoperante y no tiene la capacidad de estar donde está”. “Le está tomando el pelo a la gente, la provincia no mandó nada, mandó basura”, castigó en referencia a una gacetilla difundida desde Rawson.

En contrapartida, resaltó que su gestión se encargó “de financiar todos los servicios básicos y necesarios para algunos vecinos que se encontraron evacuados dentro del gimnasio municipal (alimentos, frazadas, abrigo y calefacción).

Agencia El Bolsón


Comentarios


El lago Puelo tapó por completo el muelle del Parque Nacional