El largo viaje de El Quijote a Oriente

La obra de Miguel de Cervantes ha traspasado las fronteras geográficas e idiomáticas más lejanas. En China y en Japón el personaje es estudiado por especialistas chinos y japoneses.



MéXICO (Télam-SNI).- “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” ha traspasado las fronteras y llegó a Oriente, donde la obra de Cervantes es estudiada por especialistas chinos, japoneses y rusos.

Los especialistas que participan en el XVI Coloquio Cervantino Internacional en Guanajuato (México), dijeron que la obra de Miguel de Cervantes “haya llegado a tierras tan lejanas, a pesar de las diferencias de idioma y cultura, es casi una hazaña que habla de lo universal del texto y de sus valores”, según reprodujo un informe del portal español Terra.

El cervantista Vsevolod Bagnó, miembro del Instituto de Literatura Rusa de la Academia de Ciencias de Rusia, dijo que en su país conocen a Cervantes desde el siglo XVIII, cuando las reformas de Pedro el Grande acercaron al resto de Europa a esa nación.

“Desde entonces, los rusos adoptaron al Quijote de una manera que no hay nada parecido de otros países. El quijotismo ruso es algo muy especial como fenómeno cultural y se trata de nuestra opinión muy peculiar, ligada a nuestros intereses interiores”, afirmó.

“A China, el Quijote llegó a comienzos del siglo XX, con la primera traducción, aunque incompleta”, dijo el especialista chino en Cervantes y decano de la Facultad de español de la Universidad de Nanjing, Chen Kaixian. “Ahora hay más de 10 ediciones chinas que se han traducido totalmente del español al chino, pero la traducción más completa y la mejor fue de 1978”, señaló.

Kaixian subrayó que lo que más llama la atención de la obra en China es el idealismo utópico (quijotismo) que ha llevado a que el libro se venda en librerías y esté en la lista de recomendación del Ministerio de Educación para los alumnos de escuelas secundarias como una obra clásica.

También indicó que aunque la cultura oriental parece muy lejana a la del siglo XVII en España, en los años 20 y 30 del pasado siglo “hubo algunos escritores chinos que también fueron influidos por esta obra cervantina, como Lu Xun, autor del cuento largo 'El diario de un loco'”.

En Japón, la llegada del Quijote fue la más reciente y el primer intento de traducción del libro desde el español al japonés se inició en 1947 por el profesor de español Nagata Hirosada y concluyó 30 años después.

El profesor de Literatura Española y Latinoamericana de la Universidad de Tenri Juzo Katakura dijo que antes hubo varios intentos de traducir la obra desde el inglés, francés y alemán y sólo se la consideraba como un libro de entretenimiento y de tema humorístico.

Según Katakura, la tardanza de la llegada del Quijote a Japón se debe en gran parte a que, entre 1868 y 1910, el gobierno moderno de la era Meiji dio preeminencia en su atención a los países poderosos de Europa, como Gran Bretaña, Francia y Alemania, lo que desembocó en el inicio tardío del estudio del español, hasta fines del siglo XIX.

“El inglés es la segunda lengua obligatoria para los nipones, pero cada año aumenta el número de los alumnos que aprenden la lengua y cultura hispánica en Japón y el Quijote ha contribuido a ello”, concluyó el académico japonés.


Comentarios


El largo viaje de El Quijote a Oriente