El líder de Callejeros no declaró por pago de coimas

Patricio Santos Fontanet se presentó ayer ante la jueza, pero se abstuvo de hablar. "Nosotros no somos ningunos coimeros", dijo uno de los músicos que lo acompañaba.

#

BUENOS AIRES (Télam).- El líder de la banda de rock Callejeros, Patricio Santos Fontanet, se negó ayer a declarar ante la Justicia por el presunto pago de coimas a la policía para que no efectuaran controles en el boliche Cromañón, donde en diciembre de 2004 murieron 194 personas.

Fuentes judiciales informaron que Fontanet no quiso responder preguntas sobre los cargos que pesan en su contra por presuntamente haberle dado dinero a los efectivos de la seccional Séptima de la Policía Federal que debían ejercer controles en la entrada del local.

El cantante de la banda llegó al Palacio de Justicia ubicado en Talcahuano 550, minutos antes de las 10 y al cabo de una hora se retiró del edificio judicial tras decir unas pocas palabras a la prensa. "Lamento mucho todo lo que pasó, estoy a disposición de la Justicia, no quiero hablar más", dijo Fontanet, mientras dejaba a pie el lugar junto a una de sus abogadas, Florencia Alonso, y uno de los guitarristas del grupo, Maximiliano Djerfy. Este último integrante de la banda, que también deberá presentarse a declarar la semana que viene acusado del mismo delito, expresó ante la prensa: "Nosotros no somos coimeros".

La indagatoria a Fontanet estuvo a cargo por el juez de instrucción Alberto Baños, quien subroga a María Angélica Crotto -la magistrada original del caso- porque se encuentra en uso de licencia médica. Los interrogatorios fueron dispuestos por la Cámara del Crimen para que los músicos, que actualmente están procesados por "estrago doloso", también respondan por el delito de "cohecho activo" (pagar coimas).

En abril último, la jueza Crotto había concluido que los músicos fueron "ajenos" a los presuntos pagos ilegales efectuados a policías por el ex gerente de República Cromañón, Omar Emir Chabán, para que no se controlaran las actividades del local.

El sobreseimiento fue dictado por Crotto tras investigar la denuncia del padre de una víctima del incendio, quien había considerado que el grupo era socio de Chabán en la organización de recitales, y por lo tanto, corresponsable por las coimas.

Para la jueza, "la existencia del pacto venal entre (el comisario) Carlos Díaz, Omar Chabán y Raúl Villarreal (ex mano derecha de Chabán), con el objeto de que el primero omitiera, a cambio de dinero, realizar todo acto tendiente a hacer cesar las infracciones en las que incurría el local República Cromañón... se encuentra fuera de discusión". Sin embargo, resaltó que con respecto a la banda "nada permite afirmar que todos o alguno de sus integrantes conociera que la entrega dineraria por parte de Chabán y Villarreal fuera espuria. Es decir, que fuera una retribución por la omisión de control".

La jueza concluyó que los músicos "asintieron el descuento de dinero que les correspondía en la firme creencia de que se lo hacía a los fines de abonar un servicio que... les presentaban como habitual, necesario y, sobre todo, legal... para prevenir cualquier tipo de desorden que se pudiera suscitar".


Comentarios


El líder de Callejeros no declaró por pago de coimas