Logo Rio Negro

El líder del Parlamento italiano exige la renuncia de Berlusconi

Fini amenazó con retirar a sus ministros del gabinete.





El ex aliado del jefe de gobierno italiano tensionó aún más el clima político en el país, que atraviesa serias dificultades económicas.

AP

PERUSA, Italia (AFP/AP) – El presidente de la Cámara de diputados, Gianfranco Fini, ex aliado de Silvio Berlusconi, pidió ayer la dimisión del jefe de gobierno italiano y amenazó con retirar a sus ministros si no lo hace, agudizando las tensiones políticas que sacuden al país. Silvio Berlusconi “debe tomar la decisión (…) de entregar su dimisión y decir que la crisis (de gobierno) está de hecho abierta”, y si no es así los ministros pro-Fini abandonarán el gobierno, declaró antes 10.000 entusiastas partidarios de su movimiento Futuro y libertad por Italia (FLI). Para Fini, hay que “llegar a una nueva fase (de la legislatura) en la que se vuelva a debatir la agenda y el programa, se verifique la naturaleza de la coalición y la composición del gobierno”. En un discurso de cerca de una hora, Fini atacó duramente a su rival, quien está de nuevo enredado en escándalos sexuales, y lamentó la “decadencia moral” de la sociedad italiana, “cuando los personajes públicos deberían servir de ejemplo”. También insistió en la “legalidad” sin la cual, dijo, “no hay libertad”, en momentos en que el Cavaliere tiene varios procesos pendientes. Fini criticó igualmente “a un gobierno que no gobierna”, juzgando que “ha sido incapaz de cumplir con los compromisos electorales. El presidente de la Cámara denunció la ley electoral, calificándola de “vergüenza”, y atacó a la Liga del Norte, el partido populista anti-inmigrantes aliado de Berlusconi, que “no se interesa en nada de lo que sucede al sur del Po”, el río que atraviesa el norte del país. Desmarcándose de la Liga y de Berlusconi, quien hizo recientemente una broma homófoba, Fini rechazó “toda distinción y discriminación” entre “negros y blancos, católicos, judíos y musulmanes, hombres y mujeres, heterosexuales y homosexuales, italianos y extranjeros”. Fini rompió a fines de julio con Berlusconi, abandonando el Pueblo de la Libertad (PDL), partido que cofundaron un año antes, y decidió crear su propio movimiento. En su disidencia fue seguido por unos 40 senadores y diputados, privando a Berlusconi de su mayoría absoluta casi automática en la Cámara y poniéndolo en dificultades en el Senado. Los aliados de Berlusconi desestimaron la posibilidad de que renuncie y prometieron que el gobierno seguiría trabajando. Los observadores dicen que una elección anticipada dañaría a Italia en momentos en que el país necesita rigor económico y reformas estructurales para resolver sus problemas financieros. Aun así, dada la debilidad del gobierno, algunos creen que son inevitables.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
El líder del Parlamento italiano exige la renuncia de Berlusconi