El liderazgo cambió de manos y se quedó en Sarandí

Al menos hasta que se complete la fecha, Arsenal es el que manda



La jornada sabatina en la continuidad de la quinta fecha del Apertura arrancó con River y Estudiantes en lo más alto de la tabla de posiciones. San Lorenzo se adueñó del sitial luego del gran golpe en La Boca, pero aún quedaba saber si Arsenal sería capaz de subirse a lo más alto. El equipo de Gustavo Alfaro no sufrió de vértigo, venció 1-0 a Argentinos en Sarandí y se trepó a la cima del torneo, al menos hasta hoy cuando se complete la fecha. La contracara del venturoso presente del equipo de Gustavo Alfaro la proporciona el elenco de La Paternal. El último campeón del fútbol argentino no da pie con bola bajo la conducción de Pedro Troglio. El equipo todavía no ganó en lo que va del campeonato, reúne apenas dos puntos y se sitúa en el sótano de la tabla. Con la muy buena labor cumplida por Luciano Leguizamón Arsenal se mostró superior. En una de las chances claras que tuvo en el segmento inicial, el local festejó. Ocurrió a los 39’ cuando ‘Legui’ hilvanó una buena maniobra por derecha y cedió a Obolo dentro del área para que el delantero despachara un remate potente que batió a Nicolás Navarro. Argentinos asumió la iniciativa recién en el segundo período, pero no tuvo la suficiente profundidad como para alterar a la defensa local. Además, el adelantamiento de las líneas en el Bicho se hizo de manera desordenada y los de Sarandí apostaron a las réplicas para buscar aumentar. El equipo de Troglio dispuso de una oportunidad concreta para nivelar a los 35’ cuando Nicolás Blandi remató cruzado y permitió una buena atajada de Campestrini. Fue la chance nítida que tuvo Argentinos para abrazarse a un empate que no mereció. Arsenal supo administrar la ventaja, la defendió con criterio y se subió a la punta, para describir un escenario impensado, al promediar la quinta fecha del torneo Apertura.


Comentarios


El liderazgo cambió de manos y se quedó en Sarandí