El Llao Llao, entre los más calificados del mundo

El hotel de George Soros entró en la exclusiva cadena The Leading Hotels. Además de potenciar la perspectiva de reservas, la categorización es un motivo de orgullo para sus dueños.



SAN CARLOS DE BARILOCHE .- El Ritz de Madrid y de París, el Byblos des Neiges de Courchevel, el Kempinski de Budapest, el Oriental de Bangkok o el Peninsula de Nueva York son sólo algunos de los 315 hoteles cinco estrellas del mundo entre los que figurará el Llao Llao de Bariloche desde el primer día del 2000.

Así será gracias a la reciente inclusión del establecimiento del magnate húngaro George Soros dentro de la selecta cadena de reservas "The Leading Hotels of the World", que el gerente Juan Manuel Lavallén dio a conocer ayer.

Hasta el momento, en Argentina sólo había dos establecimientos incluidos: el Ceasar y el Alvear Palace, ambos de Buenos Aires. Por ese motivo, la inclusión implica que el Llao Llao es el primero y único de la Patagonia en ese grupo.

Este ingreso, producido luego de minuciosas inspecciones de la corporación trasnacional, le otorgará al Llao Llao un importante incremento del nivel de reservas. Pero también, como remarcó Lavallén, les deparó un motivo de orgullo especial.

"Para nosotros el principal beneficio de la distinción, al margen del resultado a mediano y largo plazo en materia de reservas, es ser considerados como uno de los 315 hoteles más lujosos y prestigiosos del mundo" expresó.

Agregó el ejecutivo que "esto nos enorgullece enormemente, en especial por la gente que trabaja en el hotel, que le pone mucha garra todos los días y le permite alcanzar una calidad de servicios destacada" expresó el ejecutivo.

En cuanto a las reservas, Lavallén explicó que la cadena que lo incorporó "tiene oficinas en todo el mundo y cuenta con catálogos especiales que distribuyen entre sus clientes de los cinco continentes.

Es un mercado en sí mismo y muy trascendente". Precisó que originalmente Leading "se limita a las reservas de alojamiento" pero destacó que al "manejar turismo individual y de grupos, eventos, viajes de incentivo y otros segmentos, el servicio que prestan suele ser mucho más amplio".

"De todos modos el esfuerzo comienza ahora -afirmó-, porque como dice la trillada frase 'lo importante no es llegar sino mantenerse'. Ese es nuestro desafío, y además esta cadena es muy rigurosa y queremos seguir ahí".

El hotel tuvo un buen nivel de ocupación en el marco de una época recesiva y un segmento importante de sus clientes vienen del extranjero.

Por eso la incorporación a la cadena internacional será importante en su horizonte de negocios. Lavallén apreció que el logro llegó "luego de varios ajustes y mejoras de la empresa, que certificaron las inspecciones de esta corporación".

Destacó, sin embargo, que uno de los principales méritos "fue la popularidad del hotel. Más allá de la mística o la historia del Llao Llao, la popularidad que tiene hoy en día es muy vasta. Y eso no se logra fácilmente, implica el trabajo de muchos y lleva tiempo".

Para nombrar su pertenencia a Leading, la compañía envió varias visitas oficiales de inspectores y probablemente algunos controladores camuflados como pasajeros.


Comentarios


El Llao Llao, entre los más calificados del mundo