El “Lobo” platense está cada vez más cerca de La Boca



Cada vez está más cerca. Gimnasia y Esgrima La Plata aprovechó la caída de Boca para quedar a un paso de la punta en la Liga Nacional.

El “Lobo” debió luchar contra su propia impotencia ofensiva y un voluntarioso Regatas de San Nicolás hasta más allá de la mitad del último cuarto para imponerse por un amplio y “mentiroso” 91 a 72, en un partido correspondiente a la octava fecha de la segunda fase del Torneo Superior.

El juego fue equilibrado y hasta cuatro minutos antes del final del último cuarto el resultado era incierto.

La diferencia hasta entonces fueron los 12 puntos que sacó el local promediando el segundo cuarto.

La dura defensa visitante complicó siempre el ataque gimnasista en las posiciones fijas, por lo que la paridad se mantuvo hasta más de la mitad del cuarto final.

Pero en ese lapso, el local fue sacando distancias hasta arribar a los 19 puntos inimaginables cinco minutos antes.

El neuquino Gustavo Oroná fue el goleador del encuentro con 23 puntos. En tanto, el también neuquino Leandro Lauro colaboró con 4 tantos.

Por su parte, Boca perdió en su visita a Pico FC por 90-77 y desperdició la chance de ser el único puntero de la competencia. En los “xeneizes”, el roquense Diego Guaita convirtió 2 puntos.

En tanto, Libertad no tuvo piedad de Ferro y lo goleó en Caballito por 109 a 90, con 30 puntos de Pablo Gil y un gran trabajo en la pintura de Román González (24) en la pintura.

Obras trabajó y se quedó con los dos puntos ante Quilmes, en Mar del Plata. El equipo capitalino se impuso por 85 a 80.

Atenas exhibió una ligera recuperación en su pobre campaña y arrolló a Estudiantes de Bahía Blanca por 91-58. El roquense Juan Manuel Fabi fue el base titular en los bahienses y convirtió 2 puntos.

Belgrano de San Nicolás no dejó dudas ante Estudiantes de Olavarría, al que venció por un claro 74 a 54 como local. En la visita, Julio Mázzaro convirtió 9 puntos.

Por último, Ben Hur se impuso con claridad sobre Peñarol por 109 a 92.


Comentarios


El "Lobo" platense está cada vez más cerca de La Boca