El lucrativo mito de Michael Jackson

Y su muerte se convierte en un rentable negocio.



#

El año pasado Michael Jackson facturó u$s 170 millones y el anterior, 250 millones.

Para bien o para mal, el juicio al médico de Michael Jackson abonó el lucrativo mito del ícono pop, el artista muerto más rentable: ahora sus fans saben que decía no haber tenido infancia, que quería construir un hospital y que murió víctima de la negligencia de su doctor. A dos años de su muerte el 25 de junio de 2009, Jackson sigue siendo el rey del pop: según la revista Forbes, es el artista más rentable entre los muertos y el segundo artista -vivo o muerto- más rentable después de la banda británica U2. El autor de “Thriller” obtuvo 170 millones dólares entre octubre de 2010 y octubre de 2011, algo menos que el año anterior, cuando embolsó 275 millones seguido de lejos por Elvis Presley y Marilyn Monroe Pero al momento de su muerte, Jackson estaba en Los Ángeles ensayando para dar 50 conciertos en Londres que estaban destinados a revivir sus alicaídas finanzas y reparar su reputación, dañada tras un juicio en 2003 por abuso infantil -del que fue absuelto-. No obstante, ahora los herederos de Jackson cosechan fortunas y su dañada reputación puede haberse recompuesto de todos modos: a pesar de algunos momentos escabrosos durante el juicio, los fans se pudieron dar un baño de intimidad con su ídolo y alimentar la imagen del artista como una víctima de su entorno. Esta es la teoría de su hermana LaToya y de muchos de sus fans. Anteayer, la cantante de 55 años escribió en Twitter, luego de que el jurado hallara al médico Conrad Murray culpable del homicidio involuntario: “Michael, te amamos y seguiremos peleando hasta que TODOS respondan ante la justicia”. Dos días antes había escrito: “¡Debemos ir tras los demás conspiradores!” Los asistentes del Rey del Pop contaron en el juicio el sufrimiento de los hijos del artista cuando vieron que su padre moría y la chef Kai Chase narró las idílicas escenas que tenían lugar en la mansión del cantante en Los Ángeles. Según ella, los Jackson eran una “familia feliz”. Y en una grabación de una conversación telefónica que tuvo Jackson con Murray, el artista se lamenta de no haber tenido infancia, insiste en su amor a los niños y afirma que construirá un hospital dedicado a ellos que no sea “deprimente”. En tanto, mientras la imagen de Michael se iba modelando ante el público durante el juicio, en Gran Bretaña se realizó un espectáculo tributo -al que acudieron los hijos y la madre del artista, además de 40.000 espectadores- y el Cirque du Soleil estrenó un show dedicado al ícono pop. Además de sus derechos de autor y regalías por esta clase de espectáculos, Jackson se ha enriquecido gracias a la participación del 50% que posee en el catálogo de Sony/ATV Music Publishing, que incluye a artistas como The Beatles, Elvis Presley, Eminem y Bob Dylan. Y el segundo álbum póstumo de Jackson -titulado apropiadamente “Immortal”- saldrá a fines de este mes y es de suponer que no se verá exactamente perjudicado por el resurgimiento del nombre del cantante en los medios de prensa durante el juicio. “En una sociedad comercial que se obsesiona con las celebridades, que la muerte impulse fortunas en base a la reputación es bastante predecible. La muerte es una gran oportunidad para recrear el mercado”, comentó la profesora de gerencia Diane Swanson de la Universidad de Kansas.


Comentarios


El lucrativo mito de Michael Jackson