El Lugar del bandoneón en el tango está amenazado



Julio Pane advirtió que la persistencia del bandoneón como un valor central del tango “se encuentra en problemas” por la escasez de buenos instrumentos en la Argentina.

Consultado sobre la falta de instrumentos (la fábrica originaria fue bombardeada en la Segunda Guerra Mundial), Pane reconoció que en el mediano o largo plazo puede afectar el rol del bandoneón en el tango.

“Me da la impresión de que la falta de instrumentos puede ser un problema. Es un problema sociocultural”, aseguró.

“Esto es algo que tendría que estar cuidado, observado por las autoridades para que todo aquel que tenga una vocación musical pueda llevarla adelante. Al que quiera estudiar se le tiene que conseguir el instrumento, aunque lo deba pagar a veinte años”, agregó.

El bandoneón es un instrumento originado en Alemania, creado por una fábrica montada en la ciudad de Carlsfed, puesta en marcha por Ernst Louis Arnold (de allí surgió la sigla ELA, una de las marcas más reconocidas), luego seguida por una dinastía familiar.

En 1911, un año después de la muerte de Ernst, dos de sus hijos, Paul y Alfred, abrieron otra fábrica en la misma ciudad.

Los mejores bandoneones que hay en la Argentina (de la marca AA, por Alfred Arnold) son los fabricados en aquella época.

Esa producción se interrumpió con el bombardeo de la fábrica durante la Segunda Guerra Mundial.

“Antes del bandoneón, el tango se tocaba en forma de vodevil, con unos organitos. El bandoneón lo impregnó de una atmósfera más seria. Le dio ese sonido canyengue, aquello que en el jazz denominamos swing”, afirmó Pane.

El bandoneonista, por último, afirmó que desde la irrupción del fueye en el género, “el tango fue otro y consumó una división para siempre entre el antes y el después”. (Télam)

(Télam)


Comentarios


El Lugar del bandoneón en el tango está amenazado