El Luna, una motivación extra





Omar Narváez, campeón mundial mosca de la OMB, afirmó estar "preparado para defender" su corona", y aseguró que pelear nuevamente en el Luna Park "es una motivación extra".

El chubutense defenderá por sexta vez su corona en el mítico estadio de Bouchard y Lavalle, el sábado cerca de la medianoche, ante el brasileño Reginaldo Martins.

"Me cambiaron el rival hace pocos días, ya que el mexicano Luis Araiza se lesionó, pero eso no modifica en nada mi preparación, ya que como campeón del mundo tengo que estar preparado para enfrentar a cualquier rival", comentó en una conferencia de prensa efectuada ayer.

El moreno retador del Brasil, diestro y más alto que el argentino, señaló que "vengo preparado para llevarme el título".

Cuando se le preguntó por el trámite de la pelea, Martins arriesgó que será muy parejo. "Tengo la impresión de que la pelea se definirá por puntos", se

ñaló el brasileño, que antes de desembarcar en el boxeo profesional pasó por varias disciplinas de artes marciales.

Narváez llega invicto al compromiso, con un palmarés de 15-0-2 y 9 nocauts, mientras que su rival también lo hace con números interesantes: 12-1-0, con 3 ko.

Otro de los atractivos en el reducto porteño estará en el semifondo entre Héctor Javier Velazco y el experimentado misionero Ramón Arturo Brítez, varias veces rival del centenariense Bruno "La Bestia" Godoy.

En los preliminares medirán fuerzas Julio Roqueler-Angel Torres, Mauro Ordiales-José Velázquez, Ceferino Labarda-Daniel Ojeda y Ricardo Bermejo- Sergio Saitta.


Comentarios


El Luna, una motivación extra