El lunes se decidirá si cabe procesar a Pinochet

La Corte de Apelaciones de Santiago aplazó hasta el lunes su veredicto sobre un recurso de amparo de la defensa de Augusto Pinochet, que busca anular una orden de arresto. Las partes adelantaron que recurrirán a la Corte Suprema.



CHILE.- La Corte de Apelaciones de Santiago decidió ayer “dejar en acuerdo” (aplazada) para el próximo lunes la resolución sobre el recurso de amparo presentado por la defensa del ex dictador Augusto Pinochet contra su procesamiento.

Durante más de siete horas, y con una tensión creciente por el atentado cometido en la fiscalía el tribunal de alzada escuchó a un abogado defensor, nueve querellantes y un fiscal en el caso de la “Caravana de la Muerte”, por el que el pasado día 1 de diciembre el juez Juan Guzmán sometió a proceso a Pinochet y ordenó su arresto domiciliario.

Sin embargo, el ex comandante en jefe del Ejército chileno no llegó a ser detenido ni fichado policialmente, porque sus abogados presentaron ante la Corte de Apelaciones un “hábeas corpus” para revertir el procesamiento. Pinochet, de 85 años, fue acusado de ser el autor intelectual de 18 secuestros y 57 homicidios atribuidos a la “Caravana de la muerte”, un grupo militar que recorrió el país en las semanas posteriores al golpe de 1973 y que ejecutó sin juicio a decenas de presos políticos.

El equipo jurídico de Pinochet sostuvo que el procesamiento de su cliente no se ajusta a Derecho, dado que el juez Guzmán, que instruye el sumario por 189 querellas presentadas contra él, no le ha tomado declaración indagatoria.

Sin embargo, los querellantes y el propio magistrado sostienen que puede ser considerada como tal el interrogatorio que vía exhorto le envió el año pasado a Londres, cuando permanecía detenido por orden del juez español Baltasar Garzón.

El 28 de octubre de 1999, el ahora procesado senador vitalicio aceptó su calidad de querellado en el caso, declaró conocer los hechos y rechazó que hubiese participado en éstos, según un documento del sumario que instruye el juez Guzmán .

Sea cual sea la decisión de la Corte de Apelaciones, la última palabra la tiene la Sala Penal del Tribunal Supremo, ya que ambas partes han anunciado que recurrirán al máximo tribunal si la resolución les resulta desfavorable.

La vista sobre el recurso de amparo estuvo rodeada de una gran expectación tanto entre los seguidores de Pinochet como entre los familiares de la víctimas de la dictadura, algunos de los cuales insultaron al abogado defensor de Pinochet, Pablo Rodríguez, a la salida de tribunales.

Pese al optimismo que han expresado los querellantes sobre un eventual rechazo del recurso de amparo, ayer los ánimos no eran auspiciosos en los tribunales para la mantención del juicio contra el ex dictador. La mayor inquietud se ha centrado en torno a los tres ministros que votarán el recurso, dos de los cuales son conocidos como abiertos partidarios de Pinochet. A ello se suma la sanción que aplicó la Corte al juez Guzmán por supuestas “acciones indebidas” y la decisión del presidente Lagos de convocar al Consejo de Seguridad Nacional, atendiendo a presiones de los militares molestos por el enjuiciamiento de Pinochet.

Las proyecciones de la decisión son inciertas. Los querellantes sospechan que el amparo podría ser acogido por dos votos contra uno. (Reuters, EFE, DPA)

Atentado a la Fiscalía tensó al máximo la audiencia

SANTIAGO DE CHILE.- Un atentado contra la sede de la Fiscalía pública, que es parte querellante en el proceso contra Augusto Pinochet, agregó ayer más tensión a la audiencia judicial en la que el ex dictador chileno se juega su futuro.

Cinco individuos encapuchados, según confirmaron fuentes policiales y testigos, lanzaron varios “cócteles Molotov” contra la sede del Consejo de Defensa del Estado (CDE), que es parte acusadora en el caso de la “Caravana de la Muerte”, por el que Pinochet fue procesado el pasado día 1.

El atentado causó daños ínfimos, pero tensó de nuevo el ambiente que rodea el caso, tras la distensión que produjo ayer el anuncio del presidente Ricardo Lagos de citar al Consejo Nacional de Seguridad para analizar el caso, en respuesta a una petición de las Fuerzas Armadas.

Lagos reiteró ayer que la convocatoria del Consejo, que se concretará sólo al finalizar la tramitación del recurso de amparo (hábeas corpus) presentado por la defensa de Pinochet contra el auto de procesamiento, no constituye una presión sobre los tribunales de justicia.

El ataque contra la sede de la Fiscalía, en pleno centro de Santiago, se produjo un día después de que el juez que procesó a Pinochet, Juan Guzmán, fue amonestado por la Corte Suprema con una censura por escrito a raíz de una carta de solidaridad que envió la semana pasada a Clara Szczaranski, presidenta de este organismo.

La funcionaria ha sido objeto de una campaña de desprestigio, por parte de la oposición derechista, que le acusa de supuestas acciones irregulares y que ha pedido su remoción.

En ese contexto comenzó ayer en la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago la vista del recurso con el que la defensa de Pinochet esperaba anular su procesamiento. (EFE)

“Citar al Cosena no es presionar”, dijo Lagos

CHILE.- El presidente chileno Ricardo Lagos descartó ayer que su convocatoria del Consejo de Seguridad Nacional (Cosena), para tratar el caso del ex dictador Augusto Pinochet, pueda ser considerada como un acto de presión hacia los tribunales de justicia.

El mandatario agregó que si a él le hubiese parecido que el convocar el Cosena fuese un hecho de presión nunca habría citado a esta instancia de diálogo. “Creo que fue muy claro lo que dije ayer: eso (el Cosena) se hace después de que están terminadas las instancias judiciales. Si hubiera existido algún tipo de presión (hacia el poder judicial), no lo hubiera citado”, enfatizó el jefe de estado chileno.

En este sentido, se conoció en Santiago una declaración emitida por Amnistía Internacional desde Washington, en que la organización pide al presidente chileno que mantenga su reciente compromiso, de que su gobierno no interfiera en el proceso judicial abierto contra el ex dictador.

La convocatoria del Cosena, que formuló Lagos, sólo se hará efectiva una vez que los tribunales chilenos resuelvan el recurso de amparo que interpuso la defensa de Pinochet para evitar su procesamiento por el caso “Caravana de la Muerte”.

Entre tanto, ayer se celebró en la quinta sala de la Corte de Apelaciones de Santiago la audiencia para escuchar los alegatos del recurso de amparo, en la cual se decidió posponer la decisión sobre la suerte del dictador Pinochet. (DPA)

La viuda del periodista que inspiró “Missing” querella

CHILE.- Joyce Horman, viuda del periodista Charles Horman, ejecutado en el Estadio Nacional de Chile tras el golpe militar de 1973 y cuyo caso inspiró el filme “Missing”, presentó ayer una querella criminal contra Augusto Pinochet por la responsabilidad en la muerte de su marido.

“Estoy muy emocionada por estar en Chile para pedir que se investigue la muerte de mi marido. Ahora espero conseguir más de la Justicia, del gobierno de EE.UU. y también del Parlamento chileno”, manifestó Joyce Horman en conferencia de prensa.

El periodista Charles Horman investigaba las actividades de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en contra del gobierno del socialista Salvador Allende cuando fue arrestado el 17 de septiembre de 1973 y conducido al Estado Nacional de Chile, convertido tras el golpe militar en centro de detención y tortura de presos políticos.

El cadáver fue encontrado por sus familiares varios días después de iniciarse la búsqueda, a pesar de que no recibieron colaboración alguna por parte de las autoridades militares ni del personal diplomático estadounidense. Joyce Norman se decidió a presentar esta querella a raíz de la detención de Augusto Pinochet en Londres en 1998, de la disposición del gobierno estadounidense a apoyar la investigación del caso y de la publicación de 16.000 documentos secretos de aquella época, 200 de los cuales hacen mencionan a su marido.

La viuda del periodista viajó a Chile acompañada del vicepresidente del Centro de Derechos Constitucionales de Nueva York, el abogado Peter Weiss, quien en 1977 presentó la primera demanda civil por este caso, dirigida contra el entonces secretario de Estado norteamericano, Henry Kissinger, por negligencia y complicidad. “El ‘caso Pinochet’ representa un paso gigantesco para la Justicia, porque ha establecido el principio de que los crímenes contra la Humanidad pueden ser juzgados por un tribunal de cualquier país del mundo”, destacó Weiss. (EFE)


Comentarios


El lunes se decidirá si cabe procesar a Pinochet