El "Mago" se embaló en el cemento

Coria avanzó a los octavos de final del US Open. El español Nadal, eliminado.



Guillermo Coria está cada vez más firme en el cemento de Flushing Meadow. Ayer superó en cuatro sets al sueco Robin Soderling, por 6-2, 6-7 (4/7), 6-1 y 6-4. El "Mago", uno de los dos integrantes de la "legión argentina" en el US Open, avanzó a los octavos de final.

Después de cumplir con su objetivo de llegar a la segunda semana del último Grand Slam del año, el "Mago" se medirá con el chileno Nicolás Massú, quien eliminó al suizo Stanislav Wawrinka, por 6-4, 6-3 y 6-0.

Con el triunfo de ayer, el "Mago" igualó lo realizado en los tres anteriores Grand Slam de 2005, ya que en Australia, Roland Garros y Wimbledon, se metió también en octavos de final.

En el primer set, Coria manejo el desarrollo con un juego por mnomentos lujuso para llevarselo por 6-2, quebrándole el servicio en tres ocasiones al espigado jugador sueco.

En el segundo, todo fue muy equilibrado, ya que ninguno de los dos, pudo romper el saque de su rival, por lo que debió recurrrise a un tien break, donde el "Mago" no mantuvo el nivel y Soderling lo conquistó por 7/4 para quedarse con el parcial por 7-6.

En el tercer set, el argentino arrancó mucho mejor parado, se puso rapidamente 3-0, después de quebrarle el servicio a su oponente y comenzó otra vez a manejar el partido para ganarlo por un contundente 6-1.

Y en el cuarto set, también se mantuvo la paridad hasta el noveno juego, donde Coria volvió a quebrarle el servicio al sueco. Luego conservó el suyo, se llevo el parcial 6-4, el partido y el festejo por meterse en octavos de final.

Un rato antes del triunfo de Coria, el estadounidense James Blake puso freno a las ilusiones del español Rafael Nadal en Nueva York, al vencerlo cuatro sets.

Nadal, considerado uno de los candidatos a llegar a una eventual final con Roger Federer, tropezó con una gran actuación de Blake, quien recibió un wild card para jugar en Flushing Meadows.

Mientras Blake lanzaba pelotas a la enfervorizada tribuna, Nadal tomó su bolso y se fue al vestuario lamentándose de la oportunidad perdida.

En damas, se destacaron los triunfos de las rusas Elena Dementieva y Elena Likhovtseva, y la belga Justine Henin-Hardenne.

Un partido que promete mucho

NUEVA YORK (DPA).- El historial favorece al argentino. Pero el último enfrentamiento, hace apenas dos semanas, quedó en poder del chileno. Con estos antecedentes inmediatos, David Nalbandian y Fernando González animarán hoy un apasionante duelo sudamericano en Nueva York.

Estará en juego un cupo en los octavos de final del US Open, y ambos llegan a esta tercera ronda después de haber ganado, sin convencer en el juego, sus partidos del viernes ante rivales de inferior ranking.

Nalbandian se impuso al rústico holandés Peter Wessels, por 7-6 (7/4), 1-6, 6-2 y 7-6 (7/4), mientras que González hizo lo propio con el limitado ruso Dmitry Tursunov, por 6-4, 3-6, 6-4 y 6-3.

"Estoy muy disconforme por cómo jugué, no me sentí del todo cómodo. No veía bien la bola. Pero uno a veces juega mal y hay que tratar de ganar, eso es lo más positivo", señaló el cordobés luego de su victoria.

El chileno tuvo palabras similares para describir su propio pasaje a tercera ronda. "No me gustó cómo jugué en muchos momentos. Sobre todo en el segundo set, fallé muchas derechas que normalmente no fallo", aseguró.

En total se enfrentaron en siete oportunidades, con un récord de 5-2 a favor de Nalbandian. Pero hace un par de semanas, en la segunda ronda de Cincinnati, fue González quien se llevó la victoria en tres sets.

Este año se midieron dos veces, la primera de ellas en tercera ronda del Abierto de Australia. Allí Nalbandian remontó y liquidó el pleito en cuatro parciales.


Comentarios


El "Mago" se embaló en el cemento