El maltrato a presos en Irak «era sólo por diversión» dijo soldado

Ayer comenzó a ventilarse el proceso contra una de las principales acusadas por el caso de torturas en la prisión Abu Ghraib en Irak. La soldado England protagonizó las fotos más escandalosas de la prisión, dadas a conocer en mayo pasado y que dieron lugar a la causa.

FORT BRAGG, EEUU. (DPA/AFP/AP) – Una soldado estadounidense que fue fotografiada abusando de presos iraquíes en la prisión de Abu Ghraib dijo que el maltrato de los detenidos era realizado «sólo por diversión», señaló el principal investigador militar del caso.

Paul Arthur dio su testimonio ayer en Forth Bragg, estado de Carolina del Norte, durante una audiencia militar contra la soldado estadounidense Lynndie England, una de las principales figuras del escándalo. Si England es culpable de todos los cargos está expuesta a «destitución deshonrosa, retención de todo ingreso y confinamiento por 38 años».

La militar, de 21 años, no mostró ninguna emoción al llegar en uniforme militar acompañada de sus abogados y de su madre y era custodiada por varios policías militares.

En la audiencia, la coronel Denise Arn, que preside el jurado, le preguntó si tenía alguna pregunta, a lo que ella respondió: «No señora».

Las fotos que dieron la vuelta al mundo en mayo muestran a esta mujer, ahora embarazada, riendo en pose triunfal frente a una montaña humana de presos iraquíes desnudos.

Arthur, quien entrevistó a England y otros soldados durante la investigación por abusos, señaló que no encontró evidencias de que funcionarios militares de inteligencia ordenaran o aprobaran los maltratos. Además, dijo que England no cree que los incidentes sean graves y que le manifestó que las fotografías fueron tomadas mientras los soldados «estaban bromeando» y tratando de descargar la frustración durante una misión difícil.

Está previsto que la audiencia se extienda durante varios días. Si el comité deriva el caso a una corte marcial, los expertos en derecho estiman que el proceso comenzará como pronto en otoño (boreal). Los defensores de la soldado quieren hacer valer el argumento que ella sólo siguió instrucciones.

Esto mismo había sido manifestado por England en una entrevista televisiva en mayo pasado, e indicó que se le ordenó que posara para las fotos. De esta manera se buscaba intimidar a otros presos, y la estrategia dio resultado, apuntó.

El equipo defensor de England cree que se quiere convertir a la mujer en un chivo expiatorio y que ella simplemente siguió órdenes. A principios de junio pasado, aparecieron en la prensa estadounidense varios documentos de diversos departamentos en los que se considera legítimos determinados métodos de tortura. Este punto será esgrimido por los defensores.

En tanto, la general a cargo de Abu Ghraib en Irak dijo en una entrevista que «hubo una conspiración» en su contra para que no supiera de las torturas que se efectuaron allí a prisioneros iraquíes. La brigadier general Janis Karpinski, quien fue suspendida por el Pentágono , negó que tuviera conocimiento de lo que ocurría en Abu Ghraib hasta que salieron las fotografías a finales de mayo. Las autoridades estadounidenses no han implicado a Karpinski en los abusos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora