El mayo francés

Guillermo Coria y el suizo Roger Federer son los grandes favoritos al título en el ladrillo de Roland Garros, segundo Grand Slam de la temporada. Otros diez argentinos sueñan con la corona, entre ellos David Nalbandian, recuperado de una lesión en el tobillo.





Federer va por su tercer Grand Slam, Coria quiere graduarse en polvo, Henin muestra su reinado y las hermanas Williams quieren volver a ser las de antes… Los ojos del tenis estarán centrados en Roland Garros, que en su 103ª edición presenta un abanico de alternativas. Por si fuera poco, Martina Navratilova desafía al tiempo y vuelve al cuadro principal. La última edición tuvo la particularidad de marcar un punto de inflexión en las carreras de las principales raquetas masculinas. Federer, Ferrero, Coria y Roddick llegaban con mucho potencial. Pero el abierto francés se encargó de cambiarlo todo y por segundo año consecutivo, Roddick y Federer sucumbieron en primera ronda. El ‘Mago’ quedó en la puerta de la final (perdió con Martin Verkerk en semifinales) y el español cumplió su sueño. Con la lección aprendida, Federer y Roddick están en París para cambiar la historia. Es más, tras ganar el Abierto de Australia el suizo -número uno del mundo- es candidato no sólo en este sino en los otros dos Gran Slam que faltan jugar este año. Lejos de desanimarse por su derrota ante Verkerk, Coria enhebró una racha de 31 victorias en ladrillo, la cual fue cortada por Federer en la final de Hamburgo hace dos semanas. Por eso, el jugador de Rufino también es serio aspirante a la corona. La armada argentina desembarcó con otro candidato: David Nalbandian, recuperado de su lesión en el tobillo izquierdo, aunque es cierto que su tenis se siente más a gusto en canchas rápidas. Y si de especialistas en ladrillo se trata, no hay que descartar a Carlos Moyá. La espera de 27 años del tenis argentino puede terminar dentro de dos semanas. Coria es el gran favorito entre todos los apostadores, que ven en él al sucesor de Guillermo Vilas, campeón en 1977.


Comentarios


Seguí Leyendo

El mayo francés