#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

“El mayor desafío del Presidente es construir su propio liderazgo”

Entrevista a Juan Germano, politólogo



Analizar la dinámica de la interrelación entre la política y la economía, es condición necesaria para comprender el momento que atraviesa el país. El politólogo Juan Germano dialogó con PULSO, y brindó su visión acerca del proceso que atraviesa Argentina tras el cambio de gobierno.

PREGUNTA: A la distancia ¿Cómo evalúa el cambio político y económico de fines de 2019?
RESPUESTA: Conceptualmente hubo en 2019 un sector social amplio y volátil que compró otra cosa que no fuera macrismo, y que a la vez no le convencía el kirchnerismo. Ese sector encontró en Alberto Fernández, con una Cristina recluida, una alternativa válida para canalizar esa demanda. Pasada la elección, sigue habiendo un espejo entre las principales fuerzas políticas. Por un lado la coalición gobernante con muchas tensiones internas, algo que es típico en toda coalición, pero que en este caso tal vez afloró muy temprano. En el corto plazo ya hay discusiones internas sobre los presos políticos, sobre seguridad, sobre energía. Y del lado opositor, también existe mucha tensión. No está resuelto aún cual es la estrategia que seguirá la oposición en 2021 y 2023. Lo que se percibe es que con esta misma lógica de ‘espejo’, mientras la oposición se mantenga unida, generará en el oficialismo el incentivo suficiente para mantener controladas las tensiones internas.

P: ¿Por qué cuesta tanto que llegue la reactivación?
R: Las decisiones económicas, ya sea la inversión de un grupo económico o una familia que necesita decidir si compra el aire acondicionado o un auto, o si amplía la casa, están todas condicionadas a la espera que se resuelva que sucede con el ‘elefante en la sala’ que es la re estructuración de la deuda. Hay una política y una economía, por ahora muy cautelosa ‘a la espera de’.

P: La elección de Francia, Alemania e Israel en lugar de Cuba, Venezuela y Rusia como destinos para la primera gira oficial ¿es una señal acerca del perfil de Alberto Fernández?
R: Totalmente. Es una tensión propia con la que deberá vivir Alberto, de la misma forma en que Macri debió convivir con Carrió y la UCR. Es muy simbólico que Israel haya sido el primer destino. Y luego una muy buena gira europea, con el foco puesto en resolver la deuda. Hay un desafío gigante para el presidente. El hecho de que el mono mandato de Alberto Fernández sea resolver el tema deuda, implica pase lo que pase en la re negociación, tal vez la recuperación de la economía tarde en llegar. Por eso el mayor desafío hoy para el Presidente es ‘cómo diversificar sus propios posicionamientos’. Macri por ejemplo utilizó la inserción internacional como una variable propia, como creación de su propio liderazgo. Alberto necesita encontrar qué otros temas serán los que le permitirán crear su propio liderazgo. En este sentido será clave que se anime a tensionar con su propia coalición.

Ese cansancio de la clase media hay que trabajarlo con mucho cuidado desde la política. En especial considerando lo que viene sucediendo en América Latina.

P: ¿Tiene el soporte necesario el Presidente para ir por su propio liderazgo?
R: En Argentina, los propios no alcanzan para ganar una elección, por más ruidosos que sean. Siempre es necesario contar con los ajenos. El votante que define la elección, es el que votó a Cristina en 2011, a Macri en 2015, y tal vez a Alberto en 2019. Ese 20% que no tiene pertenencia partidaria, que son más difíciles de analizar, es el que define. Los liderazgos modernos, necesitan encontrar variables o valores, que convenzan a esos votantes independientes. Lo que sucede hoy es una novedad. En un país hiper presidencialista, nunca sucedió que el liderazgo fuerte lo ejerza la Vice Presidenta, por lo cual no hay demasiados elementos para el análisis.

P: ¿Qué lugar asigna a la clase media argentina en la dinámica política actual?
R: Es un sector que siente mucho agobio. Es el grueso de la gente que trabaja en blanco, que fue la que más sufrió con Macri, y a la que ahora vuelven a pedirle ‘solidaridad’. Ese cansancio hay que trabajarlo con mucho cuidado desde la política. En especial considerando lo que viene sucediendo en América Latina, donde los últimos años se observa que la dinámica social se mueven mucho más rápido que las respuestas que ofrece la política.

P: ¿Qué opina acerca del aumento a los jubilados y el debate sobre la edad jubilatoria?
R: Un politólogo conocido dijo antes de la elección de 2019: “tal vez el peronismo sea el único que puede hacer el ajuste en Argentina”. El tema de la edad jubilatoria es un tema de agenda global. Las democracias modernas están discutiendo eso. Lo que está pendiente en Argentina es lograr el consenso respecto a la necesidad de una verdadera reforma. Después habrá lugar para el debate entre los partidos políticos acerca de ‘qué tipo de reforma’.

P: Más allá de la urgencia de la deuda ¿Sigue siendo la inflación el problema a resolver?
R: La inflación es ‘la fiebre argentina’. El argentino se ha acostumbrado a vivir con inflación. Uno ve en la historia reciente periodos de alta inflación que han transcurrido con relativa paz social. Es algo que no sucedería en el 90% de los países del mundo. Pero por esa misma razón, lo que un gobierno necesita en Argentina en un periodo de inflación alta, es trabajar sobre las expectativas. Es decir, tal vez para ser exitoso no hace falta bajar 20% la inflación, sino mostrar un horizonte de reducción viable y certero. Solo con eso, las expectativas y la inquietud social, se moderan. Si se logra que racionalmente los agentes económicos prevean una inflación a la baja, eso solo ya es un logro. El gran problema es si eso no sucede.

PERFIL: Juan Germano

Juan Germano es Licenciado en Ciencia Política y Gobierno (Universidad Torcuato Di Tella). Es becario Chevening y MA en Comunicación Política en Goldsmiths (University of London). Profesor de Opinión Pública en la Maestría de Marketing Político en la Universidad del Salvador.

Es socio fundador de Isonomía Consultores y actualmente se desempeña como Director a cargo de las áreas de Asuntos Corporativos y Comunicación y Prensa de Isonomía Consultores.


Comentarios


“El mayor desafío del Presidente es construir su propio liderazgo”