Logo Rio Negro

El mayor productor de soja pide un «diálogo íntimo, amplio»





Gustavo Grobocopatel, el mayor productor de soja de la Argentina, afirmó ayer que el Gobierno y la dirigencia del campo deberían tener un «diálogo íntimo, amplio y con confianza», y advirtió sobre posibles quiebras en el 2009 si se mantiene el precio actual de la oleaginosa.

Para Grobocopatel, «hay que tener una mesa fluida de consenso para generar políticas públicas: esta es la madre y el germen del conflicto, y más allá de se generen señales positivas, ese lugar de consenso y discusión no puede ser los diarios, la calle, las rutas o las plazas».

«Hay que tener una mesa fluida y de consenso para generar políticas públicas», indicó el productor en diálogo con radio Diez.

Grobocopatel afirmó que «es inviable» la producción por la alícuota del 35 por ciento para la retención a la venta externa de soja y refirió que si el precio de esta oleaginosa sigue bajo, «en el 2009 vamos a tener un año con quiebras, deudas que no se podrán pagar y una afectación profunda del aparato productivo».

«Hoy como están estructuradas la relación ingresos-costos, hace inviable la producción para todos los productores» con el nivel actual de retenciones a los granos y oleaginosas, indicó el empresario.

Tras la devaluación dispuesta por Brasil, el productor señaló que los mercados «deberían ir de alguna manera estabilizándose en el tiempo» y manifestó que «Argentina tiene que tener cierta proactividad frente a estos desbalances en el comercio regional».

«El mundo quiere soja»

Grobocopatel relativizó la cada vez mayor caída de los precios internacionales, ya que consideró que «la gente va a seguir comiendo, y es difícil pensar que los chinos dejen de comer pollo, y que los europeos dejen de comer jamón».

«Eso es estructural y está firme, y lo que cambia es que no sabemos cómo va a ser la nueva estructura en un contexto de relaciones de costos, precios, tipo de cambio y posibilidades financieras para expandir inversiones», sostuvo el empresario agro-alimentario.

Para Grobocopatel, «la buena noticia es que tenemos soja, y el mundo la quiere, al igual que busca proteínas, leche y carne; Argentina está en condiciones muy competitivas para seguir produciendo para el exterior y para los argentinos». (DyN)


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
El mayor productor de soja pide un «diálogo íntimo, amplio»