El mayor sueño de un “cazatesoros”

Encontraron los restos de una nave que se cree son los del "Sussex"



Investigadores estadounidenses, que trabajan en conjunto con el Gobierno británico, han descubierto en las aguas del Mediterráneo, cerca del estrecho de Gibraltar, lo que se cree son los restos del “Sussex”, un barco de la Corona británica hundido en 1694 con una gran fortuna a bordo.

Según un artículo publicado por el periódico “The New York Times”, el barco lideraba una flota británica que cruzó el estrecho rumbo al Mediterráneo cuando fue sorprendido por una violenta tormenta que produjo su hundimiento, naufragio del que sólo sobrevivieron dos de los cerca de 550 marineros de la tripulación. De acuerdo a documentos de la época, el “Sussex” transportaba un valioso cargamento, de un millón de libras esterlinas de la época, dinero que iba destinado a comprar la lealtad del Duque de Savoy, en tiempos en que Inglaterra, España, Holanda, Suecia y el Santo Imperio Romano luchaban contra las ambiciones francesas de expansión.

Según los investigadores, el millón de libras esterlinas de la época equivaldrían a unas diez toneladas de oro o cien toneladas de plata, y dependiendo del tipo de monedas transportadas y su estado de conservación, el valor actual del tesoro del “Sussex” podría ir desde “varios cientos de millones de dólares hasta 4.000 millones de dólares”.

Esto transformaría el hallazgo en el mayor tesoro recuperado del fondo marino en los tiempos modernos y en un descubrimiento histórico de gran valor, señala el periódico. La investigación es liderada por la empresa Odyssey Marine Exploration, de EE.UU., que trabaja en conjunto con el Museo Naval Real de Inglaterra, que asesora al Ministerio de Defensa de Gran Bretaña.

Los restos del barco hundido se encuentran a unos 800 metros de profundidad, y los datos de los robots que han bajado hasta el lugar dan cuenta de un naufragio con características similares a las del “Sussex”. Hasta ahora, y con el fin de identificar los restos del naufragio, se ha recuperado del fondo marino un cañón de popa, que a juicio de los investigadores es del tipo utilizado en los barcos británicos de la época.

Otros datos que corroboran la tesis de que se trata del “Sussex” son el tamaño del casco y la forma y disposición de los cañones. Asimismo, el hecho de que no se encontrasen cañones de bronce sugiere que no se trata de un navío ni español ni francés, y la ausencia de vasijas para transportar olivas en el lugar permitiría descartar que se tratase de un galeón español.

Debido a que se trataría de una nave británica, los restos pertenecen a Gran Bretaña, de acuerdo a la ley naval internacional, explica el periódico. (EFE)


Comentarios


El mayor sueño de un "cazatesoros"