El Mellizo y un duelo ya signado por la polémica



Guillermo Barros Schelotto, advirtió que no quiere “ventaja deportiva” para el cruce que Boca sostendrá con Rosario Central por la Copa Argentina, torneo que representa para ambos la única vía de acceso a la Copa Libertadores 2017 en caso de adjudicarse el título.

El Mellizo aceptó “que pongan el día, la hora, la sede y el árbitro” que quiera la (AFA, pero sólo exigió que cada equipo tenga “los mismos días de descanso” para el encuentro correspondiente a los cuartos de final, que en los próximos días podría confirmarse para el 2 de noviembre, en Córdoba.

Sin hacer referencias explícitas, el técnico “xeneize” cuestionó la organización del campeonato federal, al precisar que el próximo miércoles habrá un cruce de octavos (Racing-Gimnasia y La Plata) entre equipos que este fin de semana juegan en días distintos, pues el primero lo hará hoy y el segundo, mañana.

La programación del partido Boca-Central generó una temprana polémica cuando los rosarinos se opusieron a jugar el próximo miércoles 26 debido a que el fin de semana previo deben afrontar un compromiso exigente y desgastante como el clásico de la ciudad ante Newell’s.

Todo ello se da con el antecedente escandaloso de la final del año pasado, en la que Boca levantó la Copa Argentina ante el equipo de Eduardo Coudet tras ser groseramente favorecido por el arbitraje de Diego Ceballos. “No estuve el año pasado pero obviamente se todo lo que se habló al respecto”, reconoció el entrenador xeneize.


Comentarios


El Mellizo y un duelo ya signado por la polémica