El menor declaró ante la jueza y fue llevado a Ingeniero White

"Estaba muy tranquilo", dijeron en el juzgado.



BAHIA BLANCA (AV/ Télam).- La jueza bahiense a cargo de la causa por la matanza en la escuela de Patagones, tomó ayer declaración al adolescente que disparó contra sus compañeros, y luego lo envió a una delegación de la Prefectura Naval en Ingeniero White.

Las autoridades del juzgado se negaron a suministrar información oficial a la prensa acerca del contenido de la declaración que prestó el chico de 15 años, aunque se confirmó el traslado a la delegación de la Prefectura Naval en Ingeniero White, a siete kilómetros de Bahía Blanca, en una medida justificada en razones de seguridad y comodidad.

Fuentes judiciales señalaron que el adolescente detenido completó ayer las pericias físicas y psicológicas en el juzgado de Menores Nº1 de Bahía Blanca, a cargo de la jueza Alicia Ramallo.

Durante la exposición en el juzgado, el menor contestó sin problemas a todas las preguntas que se le formularon por espacio de 45 minutos, agregaron los voceros. Añadieron que el chico, quien se encontraba muy tranquilo, estuvo con los psicólogos hasta el mediodía y luego habló ante la jueza y la asesora de menores de Bahía Blanca.

Según se informó, la jueza Alicia Ramallo ofrecerá hoy a las 10 una conferencia de prensa en la Defensoría Oficial bahiense, ubicada en Las Heras 57.

En un comunicado, la jueza informó ayer que "a raíz del trágico suceso ocurrido en Carmen de Patagones en el día de ayer (por el martes), desde el mismo momento de haber tomado el conocimiento, se constituyó en el lugar de los hechos tomando contacto personal con los familiares de las víctimas e informándose sobre su estado de salud".

A partir de entonces, la magistrada "se encuentra abocada personal y exclusivamente en el caso, haciendo saber que al respecto del joven imputado, se están realizando las pericias de rigor y oportunamente se brindará una conferencia de prensa a fin de informar, dentro de lo que se estime procedente, evitando vulnerar el secreto de las actuaciones previsto en la Ley de Fuero, la que será convocada con la debida antelación".

El comisario Adrián Otero, titular de la seccional donde el chico fue alojado el martes a la mañana, consideró "llamativa" la ausencia de los padres en las primeras horas que siguieron a la tragedia, y dijo que el chico "estuvo solo en su celda, con vigilancia, para proteger su integridad física".

El oficial detalló que el adolescente durmió "con ropa de cama que le mandó la Secretaría del Menor de la provincia".

Los padres del menor, junto con otro hijo de 11 años, llegaron por la mañana a Bahía Blanca desde Carmen de Patagones y asistieron al juzgado mientras el chico

prestaba declaración luego de haber sido sometido a pericias psicológicas y físicas.

Fuentes tribunalicias aseguraron que no hubo en el lugar un contacto directo entre los padres y el hijo, situación que tampoco se dio en la dependencia policial donde el chico estuvo primero y tampoco en Ingeniero White.

Otero dijo que el adolescente "estuvo tranquilo" y respondió serenamente a las preguntas básicas que se le hicieron.

Pero el oficial aclaró expresamente que la policía no le hizo preguntas directas sobre el ataque, debido a que esa tarea es reservada para "los entendidos, los peritos del caso".

A su turno, el gobernador Felipe Sola destacó que "hay que volver rápido a la escuela, eso es lo que nos aconsejó el director de la escuela Columbine, de Estados Unidos", donde ocurrió una matanza en la que murieron 14 alumnos.

Por su parte el ministro de Educación, Daniel Filmus, instó a la sociedad a "no permitir que las armas estén al alcance de los chicos", al referirse a la tragedia de Carmen de Patagones como un hecho de violencia social.

Filmus y Solá coincidieron en que no están de acuerdo con quienes consideran que es conveniente la instalación de detectores de metales en las escuelas para impedir el ingreso de armas.

Notas asociadas: Entre llantos, el padre del agresor pidió perdón El profesor creyó que las explosiones "eran petardos" Una multitud le dio el último adiós a los alumnos asesinados  

Notas asociadas: Entre llantos, el padre del agresor pidió perdón El profesor creyó que las explosiones "eran petardos" Una multitud le dio el último adiós a los alumnos asesinados  


Comentarios


El menor declaró ante la jueza y fue llevado a Ingeniero White