El mercado inmobiliario se sigue derrumbando

La recesión no da tregua a los ladrillos. Las escrituraciones cayeron en febrero un 33%, y hace 21 meses que retroceden.



Los efectos de la recesión, ya eran de por sí devastadores en muchos de los sectores económicos del país. Y como si ello fuera poco, se desató la pandemia global. Las previsiones de recuperación y crecimiento quedaron absolutamente descartadas para el año 2020, y las pérdidas serían millonarias.
El sector inmobiliario, conoce esta realidad de primera mano. Junto a la construcción, son dos de las actividades que primero se resienten cada vez que arremete un parate en el nivel de actividad.
En efecto, el relevamiento que realiza de forma mensual el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, da cuenta del tremendo impacto de la crisis económica en relación a la compra venta de inmuebles.
El informe indica que en el mes de febrero, el número de escrituraciones llegó solo a 1.417, lo que implica un derrumbe del 33% respecto al mismo mes del año 2019. De la misma forma, estima que el monto de las escrituraciones ascendió a $9.753 millones, un 2,3% más que hace un año, dato que contrasta con el 50,3% de inflación registrado en los últimos doce meses, lo que permite una noción acabada de la magnitud de la caída.
Naturalmente, el dato solo refleja la dinámica que se verifica en el AMBA. No obstante, siendo la zona urbana más dinámica e importante del país, sirve a la vez para extrapolar la realidad del sector en el resto del país.
Respecto al monto promedio de las operaciones, el mismo se ubicó en $6.883.000, lo que equivale a unos u$s 108.000 si se toma como parámetro el tipo de cambio oficial a fin de establecer el valor del inmueble.
Precisamente, uno de los principales obstáculos que existen en la actualidad al momento de iniciar una operación, radica en torno a la moneda elegida para la transacción.
Qué moneda se utilizará para llevar a cabo la operación, y qué tipo de cambio se tomará como referencia. Habitualmente los compradores exigen que se tome como parámetro el dólar oficial (hoy en torno a $65), mientras que los vendedores esperan recibir un dólar más parecido al dólar turista. En la práctica, se suele pactar un punto medio entre el oficial y el turista. Sin un acuerdo de ese tipo, lo que sucede es que ni el comprador accede a pagar, nie el vendedor quiere deshacerse de su propiedad. Es decir, se paraliza el mercado. Ello explica bastante bien la realidad que atraviesa el sector.

En números

33%
Fue la caída registrada en el mes de febrero en el número de escrituraciones en la Ciudad de Buenos Aires.

Comentarios


El mercado inmobiliario se sigue derrumbando