El Mercosur debate su futuro inmerso en una crisis



Preocupan los efectos de medidas argentinas y la devaluación del real.

Buenos Aires (Infosic). El Consejo Mercado Común (CMC), máximo órgano de decisión del Mercosur, se reunirá hoy en Asunción del Paraguay para analizar la profundización de la integración y el impacto de las nuevas medidas económicas anunciadas por la Argentina, la constante devaluación del real y los principales conflictos comerciales, antes de la cumbre presidencial.

Los cancilleres y ministros de Economía de los cuatro países miembros y de Bolivia y Chile recibirán además el informe de de la presidencia "pro témpore" del bloque que ejerció Paraguay durante seis meses y que ahora se traspasará a Uruguay.

Los funcionarios analizarán especialmente la decisión del gobierno argentino de modificar unilateralmente la política arancelaria y el tipo de cambio para el comercio exterior. Apenas Domingo Cavallo asumió al frente del Palacio de Hacienda, decidió anular el arancel que pagaban los bienes de capital provenientes de extra zona y elevar al 35% (máximo permitido por la Organización Mundial de Comercio) los aranceles para el ingreso de bienes de consumo final.

La semana pasada la Argentina modificó la paridad cambiaria para el comercio exterior, que hizo que se acelerara la depreciación del real brasileño, provocó una baja en la cotización del peso chileno y decidió a Uruguay a acelerar los ajustes de su tipo de cambio respecto del dólar.

La reunión del CMC será previa a la Cumbre de Presidentes de los cuatro socios del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), más Bolivia y Chile, y a la que fueron especialmente invitados los mandatarios de Mozambique, Joaquín Chissano, y de Venezuela, Hugo Chávez, quien pidió oficialmente incorporarse al bloque como asociado.

En la agenda aparece un tema definido escuetamente como "relanzamiento", sobre el que Buffa comentó ante los periodistas que se trata de una iniciativa tomada el año pasado por el bloque en busca de la profundización de los acuerdos integradores. Al parecer, los esfuerzos no han sido suficientes y algunas de las metas previstas no se han cumplido, debido a factores como la devaluación del real.

Ahora, el Consejo debe decidir entre una revisión parcial o total de los diversos niveles del Arancel Exterior Común (AEC), y en ese sentido, "hay propuestas en ambas direcciones y, si va a ser parcial, se reducirá nuevamente al comercio de bienes de capital, informática y telecomunicaciones", de acuerdo a la fuente.

El Consejo analizará además una propuesta de Cavallo para analizar una rebaja del Arancel Exterior Común (AEC) del bloque para el comercio de bienes de capital, informática y telecomunicaciones.Sin embargo, la medida cuenta con la oposición brasileña, que se opone a bajar los impuestos a las importaciones de los países ajenos al bloque

También debatirá sobre la aplicación de mecanismos antidumping en la zona, y el otorgamiento de subsidios e incentivos fiscales en la región.

Durante la cumbre, Paraguay adherirá a la Política Automotriz Común (PAC) del Mercosur, acordada por la Argentina y Brasil, y luego suscripta por Uruguay, que estableció un arancel externo común de 35% para los autos importados extra zona y de 14 a 18% para las piezas.

Sin embargo, como Paraguay no tiene industria automotriz, podría acordar un arancel especial del 20% para sus importaciones de automóviles hasta el año 2006. Los países del Mercosur también decidirán si firman un acuerdo sobre automotores con México.

De la Rúa y Cavallo intentan calmar a los socios

Asunción (Télam ).- El presidente Fernando de la Rúa buscará "tranquilizar" a los socios de Argentina en el Mercosur, luego de las últimas medidas adoptadas en el país sobre comercio exterior, cuando asista en Asunción a la XX cumbre de jefes de Estado del bloque regional.

El mandatario argentino llegará junto al ministro de Economía Domingo Cavallo hoy a las 17.30 (18.30 hora argentina) al aeropuerto Silvio Pettirosi de Asunción, donde será recibido por autoridades paraguayas y de la embajada argentina en asunción.

De la Rúa "tratará de tranquilizar a sus socios del Mercosur y a sus estados asociados Bolivia y Chile, sobre la decisión de la Argentina de abandonar la paridad del dólar con el peso para el comercio exterior.

"Luego de la excelente repercusión que tuvo el viaje del canciller (Adalberto) Rodríguez Giavarini a Brasil, y de la gran comprensión lograda por ese país, de la Rúa tratará de convencer a los demás socios del bloque", dijo a Télam una fuente de la Cancillería argentina.

Uruguay y Paraguay, los socios menores del Mercosur criticaron ayer la decisión de Argentina de abandonar su sistema de cambio fijo para las operaciones de comercio exterior . "Las medidas presentan alguna dificultad para el acceso de los productos uruguayos. Un proceso de integración que tiene políticas cambiarias tan erráticas (...) crea dificultades. Queremos que este tipo de medidas sean administradas en conjunto", dijo el ministro de Industria de Uruguay, Sergio Abreu.

La medida, que busca devolver a la producción argentina la competitividad que perdió en los últimos años por el sistema cambiario local que ata al peso con el revaluado dólar, rige para los socios comerciales argentinos en el Mercosur, por lo que encarecerá las importaciones de esos países. En Paraguay, la Unión Industrial pidió a las autoridades locales que retiren al país del Mercosur si Argentina decide mantener la medida.


Comentarios


El Mercosur debate su futuro inmerso en una crisis