El Ministerio de Trabajo media en el conflicto de Añelo

Intervino Miguel Lucero, coordinador regional de la cartera nacional




Matías Subat

Fue la presencia del funcionario nacional lo que logró poner fin a los cortes de ruta que estaban a punto de ser desalojados por la policía.

NEUQUÉN (AN).- Luego de que cientos de personas se vieran afectadas por los cortes de ruta instrumentados por un amplio grupo de desocupados de Añelo, que se extendieron por 26 horas, las autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación resolvieron interceder a la manera de mediadores para tratar de encontrar una solución al pedido de puestos de trabajo en el sector hidrocarburífero. “En este conflicto no tenemos jurisdicción pero estamos dispuestos a tomarnos todo el tiempo que sea necesario para encontrarle una solución a este conflicto y a estas familias”, aseguró el coordinador regional del ministerio, Miguel Lucero. El funcionario recordó que jueves por la noche fue su presencia la que logró poner fin a los cortes de ruta que estaban a punto de ser desalojados por la policía, en tanto que explicó que ayer por la mañana comenzaron los contactos con las empresas del área para analizar posibles vacantes laborales. Mientras Lucero explicó que fue convocado por dos ediles de la ciudad, destacó que “es preocupante que en una ciudad del tamaño de Añelo haya más de 300 desocupados y tanta necesidad que ayer vimos en los cortes de ruta”. El intendente Darío Díaz explicó en tanto que tienen registrados cerca de 300 hombres y unas 70 mujeres desocupadas en la localidad en donde advirtió que no es fácil conseguir trabajo. Y advirtió que “le aclaré a los desocupados que el que no acepte ahora un trabajo porque es una chacra por ejemplo, va a pasar al fondo de la cola para acceder a un trabajo, porque no podemos estar poniendo la cara para que dejen el trabajo”. No obstante, tanto Díaz como Lucero, adelantaron ayer que “estamos teniendo buena respuestas de parte de las empresas de la zona, de las productoras de petróleo y de servicios que nos están diciendo que tienen algunas vacantes”. En ese sentido Lucero explicó que “Añelo es una localidad bastante castigada porque prácticamente todo trabajo depende del petróleo, porque la construcción tiene que ver con el petróleo y los comercios también se mueven según cobran los empleados del sector”. Las negociaciones ayer se llevaban adelante en la sede del Concejo Deliberante con la participación del intendente y de Lucero, quienes sin embargo reconocieron que “los desocupados están intranquilos, dejaron la ruta pero no están convencidos y sigue habiendo malestar en las calles porque la gente sigue sin trabajo”.


Comentarios


El Ministerio de Trabajo media en el conflicto de Añelo